04 Marzo, 2022

¿Quién paga la multa de un coche de renting?

Cuando conducimos un vehículo de renting, al igual que si es comprado, existe la posibilidad de que nos pongan alguna multa. Ya sea por exceso de velocidad, por aparcar en una zona inadecuada, por saltarse un semáforo…

Si llevamos un vehículo comprado, está claro que la multa recae sobre el conductor del vehículo. Ahora bien, cuando se lleva un vehículo de renting, ¿sobre quién recae la multa? ¿Quién gestiona el trámite y el pago de esa multa? En esta guía vamos a resolver todas las dudas sobre la gestión de multas en el renting.

¿Qué pasa si te ponen una multa con un coche de renting?

Si tienes un vehículo de renting y te ponen una multa, lo primero que tienes que hacer, en caso de que no sea in situ, es comprobar cuando te pusieron la multa, y hacer autocrítica. Las multas son un método de castigo y prevención de accidentes, y de una forma u otra están para que las personas conduzcamos de una forma más segura y evitando riesgos y posibles accidentes.

La multa, ya sea económica o con infracción de puntos, recaerá directamente sobre el conductor del vehículo, que debe ser a quien esté puesto el nombre del coche. El policía, de hecho, probablemente no sea consciente o no es necesario que lo sea de si el vehículo sancionado es un vehículo comprado o de renting. Él se limitará a hacer su trabajo, y poner la multa a quien sea debido.

¿Quién paga la multa si es un coche de renting?

Debe hacerse cargo de la multa el conductor del vehículo, y no la empresa de renting o la concesionaria. El procedimiento es muy simple: La DGT, una vez consciente de la infracción, al tener registrado que se trata de un coche de renting, contacta con la empresa de este sector. Una vez contacta, es la empresa de renting la que avisa al titular del vehículo, que será avisado de la multa que ha de pagar.

¿Cómo se gestiona una multa de un coche de renting?

El funcionamiento es el siguiente. En primer lugar, una vez el arrendatario ha cometido la infracción con un coche de renting, la Dirección General de Tráfico (DGT) avisa o notifica a la compañía de renting de esa infracción cometida. La empresa propietaria del vehículo remite a su vez a la DGT la información necesaria sobre el conductor que se encuentra en ese momento en posesión del vehículo, en el momento justo de la infracción. Por consiguiente, es el titular del vehículo de renting el que se tiene que hacer cargo al 100% de la infracción.

¿Se puede recurrir una multa con un coche de renting?

Si se cuenta con un servicio de multas entre las ofertas del alquiler del vehículo, será la empresa la encargada de recurrir la multa en caso de que sea necesario. por norma general, que es la de no contar con el servicio de multas, es el propietario del vehículo, el titular, el que se hará cargo de recurrir la multa si así lo desea.

Gestión de multas en el renting

Es muy importante que si llevas un coche de renting y crees que te han podido poner una multa por exceso de velocidad, por ejemplo, avises la empresa de renting. De esta forma, te podrán avisar lo antes posible, y de esa forma, en que caso de que vayas a pagar la multa, poder hacerlo lo antes posible. Así podrás pagar la sanción de una forma más económica, ya que si pagas durante el primer mes, suele reducir el coste en un 50%.