X

Calcula tu cuota de renting Idonea

24 Marzo, 2021

¿Qué pasa si dejo de pagar mi renting?

El renting es un alquiler a largo plazo de un vehículo, por lo tanto, mes a mes hay que abonar una cuota que incluye el uso del bien, seguro a todo riesgo, mantenimiento en taller oficial, asistencia en carretera e impuestos. Para acceder al renting es importante demostrar cierta estabilidad financiera que nos permita hacer frente a los pagos, por ello, el estudio financiero previo a la firma del contrato es tan importante. 

Si por algún motivo no puedes hacer frente al pago de la cuota tienes que ser consciente de que puede tener consecuencias y antes de llegar al impago conviene agotar todas las variables y si es posible llegar a un acuerdo que nos permita seguir utilizando el vehículo.

No puedo pagar mi cuota de renting ¿Qué hago?

El devenir económico de cada persona es imprevisible y puede dar un giro de la noche a la mañana. Esto se acentúa más cuando hablamos de empresas que pueden verse fuertemente golpeadas por las crisis económicas. 

Por ello, lo primero que debes hacer si tu situación económica cambia es notificarlo cuanto antes a tu operadora de renting. Con esto las operadoras de renting sabrán que tienes voluntad de pagar, pero que por algún motivo te es imposible hacerlo. Una vez hayas comunicado este problema, la empresa de renting se pondrá en contacto contigo para renegociar el contrato de renting. Hay varias opciones para reducir tu cuota de renting:

  • Reducir el kilometraje anual: cuantos más kilómetros anuales tengas contratados, más elevada será la cuota debido a que la devaluación del vehículo es mayor. 
  • LLegar a un acuerdo de cuota de renting variable: disminuir la cuantía de la cuota actual durante un periodo determinado de tiempo y en un futuro cuando tu situación económica mejore tu cuota mensual aumentará.
  • Periodo de carencia: Pausar el pago de cuotas durante un periodo de tiempo corto para pagarlas en un futuro.
  • Cambiar cobertura del seguro: por norma general los seguros de renting son a todo riesgo, pero ante una situación excepcional se puede optar por un seguro a terceros  y disminuir la cuantía mensual.

Consecuencias del impago del renting

Si no se llega a un acuerdo para adaptar tu cuota a tu situación económica y el operador de renting solicita la devolución del bien, es importante saber que las condiciones de devolución tienen que ser negociadas.

  • Negociar la devolución de las cuotas impagadas diseñando un calendario de pagos.
  • Negociar la penalización por cancelación del contrato. Cuando cancelas un contrato de renting la penalización que tienes que pagar suele oscilar entre un 30% y un 50% de las cuotas que te quedan por pagar. Al ser una cuantía importante es imprescindible llegar a un acuerdo en este punto.
  • A la hora de devolver el vehículo es importante tener en cuenta cuándo se va a devolver y cómo se va a devolver. Es importante remarcar la vital importancia en este proceso de la buena voluntad del arrendatario y la comprensión del operador. Esta devolución se puede demorar un poco porque el operador de renting tiene que tener autorización judicial para sustraer el vehículo y no puede actuar sin avisar al arrendatario.

Consecuencias del impago del leasing

El leasing está enfocado a la compra final del vehículo por lo que si no puedes hacer frente al pago de las cuotas el coche será embargado, ya sea embargando físicamente el vehículo o utilizando algún dispositivo SID que interrumpa el arranque. 

La importancia del estudio financiero

Nadie quiere llegar a esta situación, ni los particulares, empresas y autónomos que contratan un renting, ni las empresas de renting. Por ello, el estudio financiero es tan importante, porque gracias a él podemos asegurarnos que el cliente tiene una situación financiera estable capaz de afrontar el pago de las cuotas.

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook