X

Calcula tu cuota de renting Idonea

04 Diciembre, 2020

Renting: Fianza vs. Entrada

En un contrato de renting, ¿cuándo se utiliza la fianza y cuándo la entrada (o aportación inicial)?

A la hora de autorizar el renting de un coche, las financieras piden unos requisitos, tanto a particulares como a autónomos o empresas. En los casos en los que vayamos bien de números, el renting se lleva a cabo sin entrada y sin fianza. Sin embargo, si por el contrario hay algún requisito que no cumplamos pero que estemos cerca de cumplir un poquito por debajo de lo exigido, es posible que las financieras autoricen la operación mediante un avalista o con algún tipo de fianza o mediante una entrada, también llamada aportación inicial. 

 

¿Cuáles son las diferencias entre la fianza y la entrada para renting de un coche?

La principal diferencia entre la fianza y la entrada inicial es que la fianza se devuelve al final del contrato y la entrada no. Ambas se realizan a través de un pago único al inicio del contrato, pero la fianza funciona a modo de depósito, mientras que la entrada (o aportación inicial), sirve para bajar la cuota mensual a pagar por el renting de un coche y por tanto, no se devuelve al finalizar el contrato. Además, la entrada siempre es un poquito más cara que la fianza porque a la entrada se le suma el IVA y a la fianza no. 

 

¿Cuáles son las ventajas de la fianza y la entrada en el renting de un vehículo?

Tanto la fianza y la entrada inicial permiten establecer un contrato de renting de un coche en situaciones que vayan un poco más justas de números, ya sea renting para particulares, empresas o autónomos. Tanto la fianza como la entrada se pagan a la firma del contrato y aunque ambas sean la misma cantidad, a la entrada hay que añadirle el IVA, por lo que siempre es un poco más cara que la fianza. 

La finalidad de la fianza es funcionar como depósito, por lo que la tasa de pago mensual no varía y además de calcularse sin IVA, se devuelve a la finalización del contrato de renting. Por otro lado, la función de la entrada inicial es rebajar la cuota al mes, así que al finalizar el contrato no se devuelve. 

¿Cómo calcular la entrada?

La cuota a pagar al mes empleando la entrada es muy fácil de calcular a través de una sencilla regla de tres, pongamos un ejemplo: tenemos un contrato de renting a 48 meses (4 años) y damos de entrada 4800€ (IVA incluido), lo que rebajaría 100€  la cuota de pago mensual. Esta operación nunca es exacta del todo, siempre hay decimales, intereses… Pero su principal objetivo es que nuestro pago mensual sea más barato.

Tanto la fianza como la entrada inicial van a la firma del contrato de renting. La fianza no baja la cuota y la entrada sí, pero la fianza se devuelve al final del contrato y la aportación no, ya que precisamente nos ha servido como adelanto de dinero y por eso baja la cuota. La fianza sin embargo no adelanta dinero, simplemente funciona como depósito que se nos va a devolver después.

Si aún así sigues con dudas, puedes ver el siguiente vídeo en el que lo volvemos a explicar muy rapidito o contactar con nosotros sin compromiso.

 

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook