01 Febrero, 2022

Aval renting

Un aval, como ya sabemos, es un contrato (normalmente escrito) en el que una persona, ya sea física o jurídica, se compromete a cumplir las obligaciones y los pagos frente a un tercero, siempre que esa persona tenga problemas para afrontar los pagos.

En el caso del renting, se puede hacer uso de un aval. Al igual que para hacer otro tipo de compras, cuando adquieres un coche de renting, tienes la opción de usar un aval para obtener esa solvencia económica suficiente. Hay que conocer los posibles riesgos de coger un aval, pero siempre podrá ser tu llave para adquirir el vehículo de tus sueños.

¿Quién puede avalar un coche de renting?

Cuando avalas a una persona, pasas a ser un avalista. En nuestro caso, un avalista de renting. Un avalista de renting, es aquella persona que es económicamente solvente, y que además se compromete a afrontar una posible deuda, en caso de que la persona que firma el contrato de renting no sea capaz de afrontarla. El avalista tiene que estar conforme con su decisión , y se compromete a cumplir ciertas obligaciones a un tercero.

Cuando avalas a otra persona por la compra de un vehículo, hay que tener en cuenta un par de cosas. La primera, es que asumes el 100% de la deuda de la otra persona, en caso de que éste la tenga. Será el avalista de renting eñ responsable de pagar todas las deudas. La segunda cosa a tener en cuenta, es que al hacerse cargo del aval de un renting, no tendrá que ser notificado en caso de que pase a pagar cierta deuda. Al ser un aval solidario, si la otra persona deja de pagar, se hará resposanble el aval del renting de pagar lo correspondiente. Luego tendrás derecho de reclamar aquello que has solventado por el aval de renting a la persona que no ha sido capaz de hacer los pagos en el momento en el que le tocaba hacerlo.

¿Qué riesgos asume la persona que avala?

Si te decides a adquirir un coche de renting y quieres que una persona te haga de aval, o ser tú el aval de una persona que adquiere un renting, es importante que conozcas los riesgos que se asumen y sobre todo la responsabilidad que conlleva.

Además de tener que pagar la deuda correspodiente en caso de que la persona dueña del coche no sea capaz, la persona que avala el renting de otra persona también avala sus bienes y propiedades, y por tanto también las pone en riesgo. No solo las que tiene en ese momento, sino también las que pudiera tener en un futuro como propiedad.

Por consiguiente, ser el aval de renting de otra persona, es algo que puede ser muy arriesgado y que tienes que pensar muy bien. Las responsabilidades y los riesgos son muy grandes, y podría afectar de forma grave a tu economía.

¿Es necesario un aval para acceder a un renting?

Depende de si eres o no lo suficientemente solvente económicamente. Al acceder al renting de, se piden una serie de documentos, además de para identificarte, otros para demostrar la suficiente solvencia económica como para poder asumir el pago de la cuota mensual del coche seleccionado, durante el tiempo que se haya firmado el contrato del vehículo de renting.

Si eres lo suficentemente solvente, no será necesario tener un aval de renting para contratar el vehículo de renting.

Si por consiguiente no demuestras una solvencia suficiente, es muy posible que te pidan un aval para poder responder una posible deuda económica en casa de que se tuviera.