Volkswagen Taigo

Carácter todos los días

380€/mes (60meses-10000km/año)
Renting idoneo

  • Buena marca
  • Fabricación española
  • Precio asequible
  • Únicamente dos acabados
  • Diseño poco arriesgado

Descubre el Volkswagen Taigo

La primera vez que vimos al Volkswagen Taigo, fue en su versión para vender en mercado como el suramericano, donde se le conoce como Volkswagen Nivus. Un SUV del segmento B que toma la plataforma del Volkswagen T-Cross pero luce una carrocería “tipo coupé”. Es el primer SUV coupé que desarrolla Volkswagen y su llegada a Europa dependía de su buena acogida en otros mercados. Finalmente, la marca alemana anunció la llegada del modelo al Viejo Continente, pero lo haría bajo el nombre de Volkswagen Taigo.

El Volkswagen Taigo, al igual que el Nivus, se fabrica en la planta que la marca tiene en Pamplona y además, se fabrica de forma exclusiva para todo el mundo. Hay ocasiones en las que un mismo modelo se fabrica en diferentes localizaciones según las necesidades del mercado, según donde vayan a venderse las unidades y según las capacidades de cada planta. En el caso de Pamplona, su capacidad de ensamblaje le permite cubrir la demanda sin necesidad de recurrir a otras fábricas.

Con el lanzamiento del Taigo, por mucho que la marca se empeñe en decir que es un SUV Coupé, lo que ha hecho Volkswagen es poner un modelo muy similar a otros dos: el mencionado Volkswagen T-Cross y el Volkswagen T-Roc, dos modelos con dimensiones similares, con la misma plataforma, los mismos motores e incluso clientes objetivo parecidos. Pero los SUV son los coches más demandados por los clientes y los fabricantes no tienen ningún reparo en ofrecer todas las opciones que sean necesarias, incluso llegando al límite de arriesgar a que sus coches se canibalicen las ventas unos a otros.

Taigo Life 1.0 TSI DGS (110CV)

Taigo Life 1.0 TSI DGS (110CV)

60 meses | 10000 km/año

380/ mes

IVA e impuestos incluidos

¿Quieres más información del Volkswagen Taigo?

Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Lateral volkswagen Taigo

Diseño atractivo, pero nada rompedor

Si nos olvidamos de ese tipo de coches y nos centramos en el diseño del coche, por ejemplo, podemos ver que se trata de un coche atractivo y de formas bastante equilibradas, pero que no sorprende por nada en absoluto. Es, por decirlo de una forma rápida y sencilla, “muy Volkswagen”. La firma alemana es conocida por no arriesgar lo más mínimo en sus diseños, llegando a ser incluso aburrido, aunque se trata de una forma de trabajar que les ha funcionado siempre y es lógico que lo hagan modelo tras modelo.

Como suele ocurrir con los coches de Volkswagen, la más bonita de todas las versiones es la equipada con el paquete R-Line, que incorpora unos paragolpes diferentes, así como llantas y algunos detalles específicos. No es que en sus versiones “normales” sea feo, pero pierde algo de garra. Por suerte, Volkswagen no es un fabricante que haga uso de diseños recargados o llenos de líneas que no acaban en ninguna parte, ofreciendo un conjunto que visto de perfil resulta armonioso.

Pero armonioso no quiere decir que sea original o innovador, quiere decir que las formas y los volúmenes encajan, que se han dibujado para ofrecer un conjunto que cumpla y guste a todo el mundo, sin estridencias, con la máxima de las lógicas germanas. Algo que también ocurre en su habitáculo, que se toma, tal cual, de su hermano el T-Cross. También toma del T-Cross la posibilidad de añadir adornos de color al salpicadero y de tener una tapicería más desenfadada de lo que viene siendo habitual en la firma alemana.

No es un coche que destaque por tamaño o por espacio interior, aunque tampoco es pequeño porque se acerca bastante a lo que sería un compacto pequeño. Mide 4.266 milímetros de largo, 1.757 milímetros de ancho y 1.515 milímetros de alto, mientras que la distancia entre ejes es de 2.554 milímetros. Por tanto, se coloca en la media del segmento, por debajo del Peugeot 2008 y muy parejo al Mazda CX-3 o al Renault Captur.

Taigo rs

Pocos motores entre los que elegir

La gama mecánica es bastante reducida. De un tiempo a esta parte, los fabricantes están limitando las opciones mecánicas a un puñado de opciones que abarcan los motores más vendidos (potencia contenida) y dejan una única opción con algo más de potencia para quienes no se conformen con los de acceso. Eso viene provocado, básicamente, porque la mayoría de los compradores siempre optan por las versiones más baratas, sin importar el modelo que están comprando, y esas versiones baratas siempre van equipadas con motores poco potentes.

El motor de acceso a la gama del Volkswagen Taigo es el 1.0 TSI con 95 CV y 175 Nm de par, unido a un cambio manual de cinco relaciones. El siguiente escalón es el mismo motor 1.0 TSI, pero en su versión de 110 CV y 200 Nm de par, el cual, solo se ofrece con la caja de cambios DSG de siete relaciones. En lo más alto de la gama y como tercera y última opción, está el 1.5 TSI EVO con 150 CV y 250 Nm de par, un motor que también ve limitada su oferta a la caja de cambios DSG de siete marchas.

No hay ninguna opción más que, por ejemplo, cuente con etiqueta ECO. No hay visos de electrificación, es decir, no está previsto que la gama cuente con versiones híbridas de ningún tipo y tampoco se tiene previsto que ofrezca la tecnología GNC (Gas Natural Comprimido) de Volkswagen.

Volkswagen taigo rojo

Únicamente dos acabados disponibles

Tampoco hay exceso de opciones en cuanto a acabados, pues Volkswagen, al menos de momento, solo ha diseñado dos opciones: Life y R-Line. El primero ofrece faros LED, llantas de 16 pulgadas, retrovisores en color carrocería, asientos delanteros “Confort”, Digital Cockpit de 8 pulgadas, Travel Assist, aviso de salida de carril, asistente de luz de carretera “Light Assist” y Front Assist con control de crucero adaptativo entre otras cosas. el R-Line, por su parte, añade a lo ya mencionado los faros Matrix LED con tecnología IQ.LIGHT, llantas de aleación de 17 pulgadas, diseño R-Line exterior e interior, calandra iluminada “Face light”, asientos delanteros deportivos, cámara de visión trasera, Digital Cockpit Pro de 10,25 pulgadas, acceso y arranque sin llave, y sistema de iluminación ambiental por nombrar algunas cosas.

Los rivales a los que se tendrá que enfrentar el Volkswagen Taigo son muy duros, coches muy bien preparados para la batalla encarnizada que se lleva a cabo en el segmento de los B-SUV. Basta con nombrar a modelos como el Kia Stonic, el Hyundai Kona, el Ford Puma, el SEAT Arona, el Jeep Renegade…

Conclusión/Opinión

Ciertamente, hay poco que añadir pues este no ha habido posibilidad de probarlo, pero sobre el papel, solo ofrece una imagen diferente frente a sus hermanos de gama. No obstante, curiosamente, el Taigo es más barato que el T-Cross, poco más barato, apenas unos cientos de euros, pero es algo a tener en cuenta porque esos pocos cientos de euros pueden servir para dotar al coche de más equipamiento o, simplemente, para evitar algunas cuotas de financiación.