Volkswagen Polo

Urbano, compacto y tecnológico

18.531,67€
Precio medio

2.779,75€
Ahorro idoneo

  • Gama de motores gasolina bien escalonada
  • Aplomo en carretera
  • Buena habitabilidad
  • Precio elevado
  • Escasa oferta diésel
  • Diseño conservador

Después del Golf, el Polo es el modelo a nivel de ventas más importante para la firma alemana, pues ha vendido 14 millones de unidades en todo el planeta. Actualmente estamos ante la sexta generación de un modelo que muestra un diseño conservador, pero de gran atractivo, aumentando en tamaño y con gran equipamiento tecnológico. Conozcamos más sobre él.

Diseño exterior

Este modelo crece como decíamos en tamaño, tanto en longitud con 4,05 metros de largo como en anchura con 1,75 metros. Todo esto hace que se encuentre entre los más grandes de su segmento.

La imagen del Polo es más seria, con un morro decididamente más afilado y una parrilla alargada y estrecha, donde a los flancos tenemos unos grupos ópticos horizontales encargados de remarcar la anchura del coche.

La vista del lateral del polo se ve más baja por la altura menor que tiene el coche, lo que hace que nos parezca aún más alargado, casi hasta el punto de parecer un modelo perteneciente al segmento superior.

  • 14.740,00€ - 26.325,00€ Rango de precios

  • 2.948,00€ - 5.265,00€Ahorro medio por oferta

  • 5 Plazas

  • Gasolina, Diésel, Gas Natural tipos de motor

  • 5.9 l/100Km. Consumo medio

  • 75CV - 200CV Potencia máxima

  • Desde 85g/km Emisiones CO2

El Volkswagen Polo ya no está diponible.
Configura otro Volkswagen.

interior polo

Diseño mejorado

Diseño interior

En el interior, la cualidad por la que más destaca es su gran habitabilidad, especialmente en las plazas traseras, donde la nueva plataforma modular MQB AO es la gran responsable, permitiendo un aumento de la distancia entre ejes y el ancho de vías.

Buena calidad de materiales y superior a muchos de sus rivales por las superficies blandas en las zonas de las puertas y el salpicadero.

El interior es de gran amplitud y tecnológicamente en las versiones más altas el cuadro de instrumentos puede ser totalmente digital, puesto que este modelo puede llevar el Digital Cockpit de Volkswagen que ya llevan el Golf y el Passat.

Nos llama también la atención la sensación de amplitud del nuevo Polo, que merced a su aumento de cotas hace que se traduzca en una mayor habitabilidad, Especialmente podemos remarcar las plazas traseras, donde hay espacio sobrado para las piernas y la cabeza.

El espacio del maletero del Volkswagen Polo es el mejor del segmento, pues cuenta con 351 litros de capacidad, aunque no tiene unas formas muy regulares y la boca es algo estrecha y elevada.

Si vamos al salpicadero, podemos ver un diseño horizontal, muy del estilo Volkswagen. Luce una pantalla del sistema multimedia en el centro, lo que hace que quede en una posición elevada, justo a la altura del cuadro de instrumentos, como si de la misma pieza se tratara.

Dependiendo del nivel de equipamiento, la pantalla puede tener de 6,5 pulgadas u 8 de tamaño. El sistema de infoentretenimiento tiene todas las opciones posibles en cuanto a conectividad, siendo compatibles con Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link para proyectar las aplicaciones del móvil en la pantalla del Polo.

Esto lo que permite es que el conductor pueda controlar la información proveniente del sistema multimedia y la del cuadro de instrumentos, sin separar mucho la vista de la carretera. Debajo podemos situar los aireadores y los mandos de la climatización.

Otra característica interesante es la posibilidad existente de decoración del interior con molduras de distintos colores cara a romper con la sobriedad que nos transmite el negro en todo el interior. En la zona inferior de la consola central, existe una superficie de carga inalámbrica para el móvil.

Motorización

La oferta es amplia en gasolina y no podemos decir lo mismo de la existente en diésel. Las opciones son de seis motores de gasolina y dos motores diésel.

Gasolina

Existen seis motores como decimos de 65, 75, 95, 115, 150 y 200. En todos los casos es tracción delantera y es posible equipar cambio manual de cinco o seis relaciones o una caja automática DSG de doble embrague con siete velocidades, todo depende de las motorizaciones.

Diésel

En el caso de los motores diésel, tienen 80 y 90 caballos respectivamente.

Comportamiento

En lo dinámico, el Volkswagen Polo da un salto importante en cuanto a calidad, aumentando la batalla y el ancho de vías, lo que hace que el coche transmita una gran estabilidad y un aplomo en carretera bastante superior. Cuando conducimos el Polo, la sensación se aproxima a la de conducir un vehículo compacto.

Estamos ante un modelo que da prioridad al confort de marcha por encima de las sensaciones deportivas, pues tiene unas suspensiones muy equilibradas que filtran bastante bien las superficies bacheadas, junto a una dirección bastante precisa que ayuda al guiado y en general, una calidad de rodadura bastante buena.

Si vamos al habitáculo, podemos decir que está bastante bien insonorizado, aunque el sonido peculiar de los motores tricilíndricos se nota notar. No hablamos de un sonido molesto, pero tampoco podemos decir que sea tan silencioso como un motor de 4 cilindros.

En lo dinámico se siente como un modelo compacto del segmento C, por su mayor anchura y distancia entre ejes, con unas suspensiones que, aunque son firmes no son incómodas, controlando eficazmente las oscilaciones de la carrocería.

Si vamos al habitáculo, podemos decir que está bastante bien insonorizado, aunque el sonido peculiar de los motores tricilíndricos se nota notar. No hablamos de un sonido molesto, pero tampoco podemos decir que sea tan silencioso como un motor de 4 cilindros.

lateral polo

Destaca la seguridad

Seguridad

Vokswagen está muy preocupado por la seguridad y en este sentido lo notamos con el nuevo Polo, que es ahora uno de los referentes de su segmento. Aunque no tenemos datos de las pruebas Euro NCAP, la anterior generación ya obtuvo las 5 estrellas.

Tanto si es de serie como si es opcional, es posible contar con el Digital Cockpit, el programador de velocidad activo, con función Stop&Go, faros Full LED, detector de tráfico cruzado con función de frenada de emergencia, el aviso de ángulo muerto con detector de vehículos, sistema de apertura y arranque sin llave, el aviso de cambio involuntario de carril, la cámara de visión trasera o el sistema de aparcamiento semiautomático.

Elementos como control de crucero adaptativo, la ayuda de cambio de carril (sensor de ángulo muerto) y el asistente de salida del aparcamiento son algunas de las opciones en ayudas a la conducción.

Todo esto hace que sea un modelo realmente bien equipado y que hace que estemos ante un Polo que lleve más equipamiento en este sentido de lo que podían llevar modelos del segmento superior hace 4 años.

Equipamiento

El Volkswagen Polo tiene tres niveles de equipamiento, Edition, Advance y Sport, que pueden ser completados con tres acabados más personalizados: R-Line, Black y Style. De serie incluye elementos como el servofreno de emergencia con detector de obstáculo y peatones.

Edition

En su nivel básico tiene como equipamiento que merece la pena destacar: servofreno de emergencia con detector de peatones, sistema de vigilancia del entorno Front Assist con freno de emergencia en ciudad, radio Composition Colour, airbags frontales de conductor y pasajero, laterales delanteros y de cabeza delanteros y traseros, sistema de arranque en pendiente, luz diurna LED, aire acondicionado y volante con ajuste horizontal y vertical.

Advance

Equipamiento más completo y donde destacamos:  climatizador, display multifuncional Plus, maletero con doble fondo, el control de velocidad y control de crucero, el detector de fatiga, llantas de 16 pulgadas, pantalla táctil de 8 pulgadas para el sistema multimedia, volante multifunción y los faros antiniebla con luz de giro.

Sport

Como su propio nombre indica, cuentas con volante de cuero con tres radios, el paquete Luz y Visibilidad, lunetas traseras y laterales oscurecidas, asientos deportivos y llantas de 16 pulgadas con diseño deportivo.

De forma opcional, podemos completar el equipamiento con el programador de velocidad activo, el aviso de cambio involuntario de carril, el detector de tráfico cruzado con frenada de emergencia o el sistema de aparcamiento asistido. También ofrece la cámara de visión trasera, aunque no está disponible con vista cenital.

Elementos como control de crucero adaptativo, la ayuda de cambio de carril (sensor de ángulo muerto) y el asistente de salida del aparcamiento son algunas de las opciones en ayudas a la conducción.

Opinión Volkswagen Polo

Comentarios idoneo

En los últimos años puede decirse que el Volkswagen Polo equivale al Golf en el segmento de los utilitarios, pues en su sexta generación tiene argumentos más que suficientes para continuar siéndolo.

Los cambios a nivel estético no son demasiados, si lo comparamos con la generación anterior, pero suficientes como para ser más atractivo a simple vista. Ahora parece no ir dirigido solo al público juvenil también lo es al de más edad que necesite un vehículo con unas proporciones más reducidas.

Un apartado donde ha mejora bastante es en cuanto habitabilidad y calidad de rodadura, donde está bastante cerca de lo que ofrece actualmente un compacto del segmento C. Todo esto hace que podamos decir que el Polo combina las dimensiones y virtudes de un coche confortable para la ciudad con el refinamiento y la habitabilidad de un compacto.

Con todo esto, tenemos un modelo que puede ser bastante válido para la ciudad y con el que se puede salir en carretera con mayor o menor suficiencia dependiendo del motor. En general con todos podemos ir, pero si elegimos las versiones menos potentes, pues cargados lo notaremos.

Con el aumento de tamaño que estos años están teniendo todos los segmentos, realmente el tamaño del Polo se asemeja al que podrían tener los compactos de hace menos de una década, por lo que cumple sobradamente su cometido.

No llega a tener los detalles premium de su hermano el A1, pero si que se nota la mayor calidad de acabado respecto a sus otros hermanos de grupo, Seat Ibiza y Skoda Fabia respectivamente.

En resumen, si buscas un vehículo del segmento B para moverte con soltura en ciudad, sin renunciar a los viajes largos, el Volkswagen Polo puede ser ese modelo que estés buscando.