X

Calcula tu
cuota de renting

Renault Arkana

Nuevo Renault Arkana. Híbrido por naturaleza

  • Imagen atractiva
  • Motores diseñados por mercedes
  • Híbrido por naturaleza
  • SUV 100% carretera
  • Sin modelos diésel

Descubre el Renault Arkana

Renault siempre ha sabido cómo lograr la atención de los usuarios, incluso arriesgando demasiado en ocasiones. Fueron ellos quienes inventaron los coches utilitarios tal y como los conocemos, fueron ellos también quienes dieron forma al monovolumen en Europa, fue Renault quien introdujo los motores turbo en la Fórmula 1 y así podríamos seguir con muchas cosas más. Como empresa, nunca se ha dejado amilanar aunque no siempre se haya tenido el éxito que se esperaba, como pasó con otros coches, tales como el Renault Vel Satis o el extraño Renault Avantime.

Ahora, con unas tendencias de mercado muy definidas, con una competitividad más alta que nunca y una situación general un poco delicada, arriesgar no tiene mucho sentido y por el contrario, es el momento de apostar por lo seguro y apuntarse a las modas. Y no significa perder personalidad, ni mucho menos, además, por lo general, un usuario convencional, uno que no sea aficionado al motor, le da poca importancia a la personalidad de la marca, pero mucha a otros argumentos como el diseño, la tecnología o, como cabe esperar, las modas. Para gustos los colores, como se suele decir.

Por eso, aunque ya tiene varios SUV en catálogo y con un buen nivel de ventas, la marca francesa ha puesto otra propuesta más en el mercado, el Renault Arkana, un SUV tipo coupé que, según parece, ha tenido muy buena acogida entre los usuarios llegando a acumular hasta 2.000 reservas antes incluso de iniciar la promoción. No en balde, el Renault Arkana deriva, directamente, de un prototipo con el mismo nombre que fue presentado en el año 2018, pasando a producción casi sin cambios.

En un primer momento, el Renault Arkana se dio a conocer como un modelo destinado a mercados como Rusia, aunque finalmente se ofrecerá en toda Europa. Su diseño lleva firma española, pues la responsable ha sido Paula Fabregat, la persona al cargo de los coches para los segmentos A y B dentro de la marca francesa.

¿Quieres más información del Renault Arkana?

Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Arkana renting

Parece grande, pero la plataforma es la del Renault Captur

A día de hoy, el segmento de los SUV coupé es uno de los que más tirón comercial tiene, recibiendo las principales novedades y captando toda la atención de los usuarios. Pero Renault no estaba presente, al igual que no lo estaban otras marcas, y viendo el auge que estaba tomando el segmento no se podía quedar fuera. El Renault Arkana llega precisamente para cubrir ese hueco y lo hace, aprovechando los órganos mecánicos que han hecho a los modelos de la marca un auténtico éxito de ventas.

Lo primero ha sido tomar como punto de partida la plataforma del Renault Captur, denominada por la marca como CMF-B. Se trata de un elemento totalmente modular y permite, con mínimos cambios, dar base a diferentes chasis para diferentes coches. Por eso, el nuevo Arkana es bastante más grande que el Captur, aunque su base sea la misma. El Renault Arkana tampoco es un coche especialmente grande, pues mide 4,57 metros de largo, 1,82 metros de ancho y 1,58 metros de alto. Podría afrontar funciones de coche familiar, pero siempre que la familia no tenga muchos miembros. Una pareja joven con dos hijos podría pensar en el Arkana como el coche principal. El maletero cubica 513 litros en las variantes convencionales, pero 480 litros en las híbridas.

En el habitáculo, donde más se notará su condición de SUV coupé, es en las plazas traseras, donde el techo desciende para dar esa imagen dinámica y deportiva. Esa forma de caer que tiene el techo, resta espacio al habitáculo en altura, aunque para las piernas en las plazas traseras hay de sobra para viajar con comodidad.

Otro punto que le gustará a mucha gente, mucha más de la que pueda parecer, es la comodidad de acceso. Aunque los SUV llevan una tendencia muy clara a ir acercándose al suelo cada vez (como un turismo convencional), el Renault Arkana mantiene una altura respecto al suelo algo más alta que los principales rivales. En total, la carrocería se despega del suelo 200 milímetros, aunque no vayamos a pensar que estamos ante un todoterreno, ni mucho menos, las suspensiones y las ruedas son 100% asfálticas. Esta altura al suelo permite que los asientos estén colocados en una posición más elevada y tanto el acceso como el descenso, son mucho más cómodos.

renault arkana interior

Buena calidad y motores con etiqueta ECO

Los fabricantes saben muy bien que la gente ahora quiere SUV, por eso, además de pelear por ofrecer diseños atractivos e interesantes, deben poner atención a otros apartados más, como la calidad de los ajustes y el aspecto general que ofrece el coche. En este caso, Renault nunca ha destacado por interiores de grandísima calidad, pero si eran versátiles, duraderos y vistosos.

Para el Renault Arkana han querido ir un poco más allá y ha creado un interior que si bien, se parece mucho al interior del Captur, cuenta con algunas diferencias de diseño y también en calidad. Volante, pantalla multimedia, consola central, mandos para la climatización, salidas de aireación o la instrumentación, son elementos compartidos con el pequeño B-SUV, de enorme éxito de ventas, por cierto. El resto es de diseño específico, aunque muy parecido. Es agradable a la vista, con buenos colores y acertadas combinaciones, siendo también agradable al tacto, pero hay ciertas zonas, sobre todo en zonas por debajo de la zona de visión (de la mitad del habitáculo hacia abajo, más o menos), las cosas empeoran, como en cualquier otro modelo de categoría similar. Habrá quien eche de menos algunos guiños a un uso práctico, pues hay pocos huecos para dejar objetos en el habitáculo.

En cuanto a los motores, todos de gasolina o bien, hibridados, sin ninguna opción diésel ni con intención de ofrecerla en el futuro. Así, la gama comienza con el 1.3 TCe de 140 CV con micro hibridación. Este propulsor, un cuatro cilindros de 1.300 centímetros cúbicos y turbo, ha sido desarrollado junto a Daimler AG, es decir, Mercedes. Es un buen motor, pero para las aspiraciones del coche quizá se quede un poco corto. El siguiente escalón en la gama es el Arkana E-TECH, un híbrido convencional con un motor de gasolina 1.6 de 94 CV, asistido por dos motores eléctricos de 49 y 20 CV. La potencia conjunta es de 145 CV. El principal argumento de este propulsor es su etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico.

No hay cambio manual ni siquiera en opción y por el momento, no hay más motores disponibles. Es de esperar la aparición de otra versión E-TECH con 160 CV, pero en este caso enchufable y con etiqueta CERO de la Dirección General de Tráfico, pero no hay nada confirmado y es una simple especulación.

Hay tres acabados disponibles: Intens, Zen y R.S. Line. Todos cuentan con los imprescindibles sistemas ADAS, faros LED, llantas de aleación…

Conclusión/Opinión

Si somos totalmente sinceros, el Renault Arkana es un coche que tiene dos caras, por así decirlo. Por un lado, según el ángulo desde el que lo mires, tiene un diseño atractivo y dinámico, pero por contra, a veces no termina de convencer porque parece un Captur alargado hacia atrás. Hay algo que no acaba de cuadrar, aunque, como ya se ha dicho, el coche es un éxito de ventas y esto que estamos diciendo no es más que una sensación nuestra.

Dejando estas cosas de lado, el Renault Arkana es un coche que combina con algo de acierto el diseño con la versatilidad. Ofrece un buen habitáculo, un maletero grande y además, motores con etiqueta ECO y CERO de la Dirección General de Tráfico, con un diseño SUV Coupé que parece gustar y eso, al fin y al cabo, es lo que importa. No es un coche caro, aunque los hay más baratos y sólo tiene dos motores, de los cuales, el E-TECH es el más interesante.