X

Calcula tu
cuota de renting

Audi Q8

El SUV deportivo definitivo

  • Diseño rompedor
  • Calidad de sus materiales
  • Precio elevado

Descubre el Audi Q8

Aunque pueda parecer mentira, los SUV comenzaron a tener mucho éxito en uno de los segmentos más caros del mercado. Uno de los coches que más han hecho por afianzar la popularidad de estos ha sido el BMW X5, uno de los pioneros, lanzado al mercado allá por 1999. Eso hace muy curioso que hoy día, el BMW X5, o mejor dicho, su categoría, se haya quedado pequeña. Hoy día, el mercado ha crecido una barbaridad y ha llegado a niveles muy americanos.

Sin salir de BMW tenemos el descomunal BMW X7, un SUV de ultralujo, de dimensiones enormes y de tintes muy exclusivos. Por otro lado, además de tamaño, los SUV también han ganado en deportividad y en agresividad, siendo el Audi Q8 uno de los mejores exponentes de esa forma de entender un SUV. Es un coche grande, de imagen impactante, muy caro, pero muy potente y rápido.

El Audi Q8 es miembro de una tendencia que, como ha ocurrido con otras parcelas del segmento SUV, va en aumento. Nos referimos a los SUV coupé, dos tipos de coche que, en principio, se fusionan para ofrecer un diseño más deportivo y sugerente. Se suelen caracterizar por una caída del techo en la parte trasera mucho más pronunciada que en otros SUV similares, por aletas más musculadas, una carrocería más cerca del suelo, llantas enormes y, en definitiva, un diseño más agresivo y deportivo.

Audi tiene varios ejemplos más de este tipo de “todocamino”, como son el Audi Q4 e-tron Sportback o el Audi Q3 Sportback. Sin embargo, el Q8 es el más grande, lujoso y exclusivo de la gama, por encima del Audi Q7, un modelo que en su primera generación tuvo una gran acogida en el mercado, aunque también es cierto que aquellos años, la situación era muy diferente.

¿Quieres más información del Audi Q8?

Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Deportivo, exclusivo e impactante

Deportivo, exclusivo e impactante

Una de las cosas que más llama la atención cuando se ve un Audi Q8 en vivo, es el diseño. Lo primero que sorprende es el tamaño del coche, con cerca de cinco metros de largo en las versiones “normales” y más de cinco metros en las más potentes. La altura de 1,70 metros tampoco deja indiferente, al igual que sus dos metros de ancho. Es muy grande y las formas generales potencian esa sensación de coche poderoso, que se sepa en todo momento que se está viendo un automóvil especial, un coche para la élite. La calandra, enorme, junto con las entradas de aire laterales, ayuda a ofrecer una mirada salvaje, que en las versiones “Renn Sport” (las más deportivas de la marca, las famosas “RS”), toma un cariz muchísimo más espectacular.

Cuando se abre la puerta y se accede al interior, las sorpresas siguen apareciendo. Por un lado, no hay botones físicos, han desaparecido casi por completo y únicamente, hay pantallas. Una de ellas, para la instrumentación (Audi virtual cockpit) con 12,3 pulgadas, otra para el equipo multimedia con 10,1 pulgadas y otra más, casi a la altura del selector del cambio y con 8,6 pulgadas, para funciones secundarias como la gestión del sistema de climatización. Por supuesto, la calidad de materiales y de factura está asegurada, pues Audi está a un nivel espectacularmente alto en ese apartado.

Obviamente, con unas dimensiones exteriores tan amplias, es lógico que no falte espacio para los ocupantes y para la carga, ya que cuenta con un maletero de 605 litros de capacidad, ampliables hasta los 1.755 litros abatiendo el respaldo trasero. Todo está tapizado en piel, hay inserciones metálicas, fibra de carbono, madera… según la versión y las opciones que escoja el comprador, que son muchas, así lucirá por dentro.

Renting audi q8

Hibridación y motores diésel

Con un tamaño tan descomunal y un lujo tan notable, es normal que los motores disponibles sean igual de exuberantes. Se pueden elegir varios motores diésel y varios motores de gasolina, al igual que se pueden optar por versiones híbridas y dos variantes deportivas de las que hablaremos más adelante.

La gama comienza con el Audi Q8 45 TDI quattro, que tiene un V6 3.0 turbodiésel de 231 CV, tracción a las cuatro ruedas y cambio automático Tiptronic. Bueno, en realidad, todas las versiones del Audi Q8 tienen tracción total y cambio automático. El consumo del Audi Q8 45 TDI sorprende, sólo homologa entre 8 y 8,8 litros de media, aún siendo un coche que ronda los 2.000 kilos de peso. El siguiente escalón es el Audi Q8 55 TFSI quattro tiptronic, otro V6 3.0 pero en este caso, gasolina y turbo, para lograr 340 CV. De aquí pasamos al Audi Q8 50 TDI, el mismo V6 3.0 TDI de antes, pero en esta ocasión con 286 CV.

Estos motores se pueden combinar con varios acabados, como el Black Line Edition, el S Line o el S Line Plus, por poner unos ejemplos. Son una serie de paquetes que potencian, en el primer caso, la imagen oscura e intimidatoria al ofrecer detalles en color negro (básicamente, los cromados desaparecen y se sustituyen por elementos de color negro) y en el segundo, la imagen deportiva y dinámica.

Uno de los más interesantes, pues cuenta con etiqueta CERO de la Dirección General de Tráfico, es el Audi Q8 55 TFSIe, la versión híbrida enchufable con 381 CV. El grupo motor se compone por el anteriormente mencionado V6 3.0 TFSI de 340 CV y un motor eléctrico de 136 CV (100 kW) alimentado por unas baterías de 17,8 kWh de capacidad. Si este parece poco, se puede optar al Audi Q8 60 TFSIe, que con el mismo grupo propulsor, pero la potencia aumenta hasta los 462 CV.

Audi SQ8 y Audi RS Q8, brutalidad en todos los sentidos

Como máximos exponentes de la gama de este SUV coupé, hay que destacar los Audi SQ8 y el brutal Audi RS Q8. En el primer caso, hablamos de un coche que está animado por un motor diésel, un V8 4.0 TDI mild hybrid, capaz de rendir 435 CV y unos importantes 900 Nm de par. En el segundo caso, el Audi RS Q8, estamos ante un SUV con motor V8 4.0 biturbo de 600 CV (es el mismo motor que usa el Lamborghini Urus), suficiente para permitir marcar en el circuito de Nürburgring un tiempo de 7:42,253. Brutal, uno de los SUV más rápidos del mundo.

Ambos modelos presenta una imagen específica, con entradas de aire más grandes y enormes llantas, pero el Audi RS Q8 es el más salvaje de todos y el más espectacular, que se adereza con dos enormes salidas de escape en la parte trasera. Resulta un coche muy impactante.

Conclusión/Opinión

El Audi Q8 es uno de esos coches que sorprenden a todos los que se cruzan con uno. Su diseño está pensado para llamar la atención, para que la gente mire el coche cuando pasa y luego, recuerde perfectamente cada detalle. Es un coche para futbolistas y famosos de televisión, pero no para amantes de la conducción.

Desprende calidad por todos sus poros, deja claro que su conductor tiene una saneada cuenta corriente y será la envidia de muchas personas. Si estás pensando en uno, la versión diesel intermedia, el Audi Q5 50 TDI con 286 CV, es una de las opciones más equilibradas por prestaciones y consumos. Además, se puede combinar con cualquier paquete de acabados.

Los Audi SQ8 y Audi RS Q8 están indicados para aquellos que quieren, a toda costa, lo mejor de lo mejor sin reparar en gastos. Son coches muy rápidos, espectaculares y muy intimidatorios, pero si buscas un deportivo con el que disfrutar conduciendo, mejor elige un Audi R8.