X

Calcula tu
cuota de renting

Matrícula roja

La matrícula roja es una matrícula provisional que indica que el vehículo únicamente cuenta con un permiso de circulación temporal.

A la matrícula roja también se le llama placa roja.

¿Qué significa la matrícula roja?

Un vehículo con matrícula roja significa que posee un permiso de conducción temporal. 

En estos vehículos con placa roja solamente pueden ir cuatro ocupantes (incluyendo el conductor) y no pueden salir de España.

Tipos de matrícula roja

En España, en cuanto a temporalidad, hay dos tipos de matrículas rojas:

  1. Vehículos de empresa que nunca han sido matriculados en España. Empiezan por la letra S y las usan los concesionarios y distribuidores al trasladar de un sitio a otro el vehículo.
  2. Vehículos dados de baja temporalmente por cambio de titularidad. Empiezan por la letra V.

En nuestro país, existen otros dos tipos de matrículas rojas que no guardan relación con la temporalidad: las matrículas rojas de remolques y semirremolques y las matrículas rojas de coches del Cuerpo Diplomático.

¿Cómo solicitar la matrícula roja?

La matrícula roja puede ser solicitada por aquellas personas que se dedican a la venta, distribución o importación de coches que dispongan de un establecimiento para ello en España. 

Para ello, es necesario que el titular o persona acreditada por él acuda a cualquier Jefatura u Oficina de Tráfico (con cita previa) y seguir los pasos necesarios, descritos en la web de la DGT. 

Uso de las matrículas rojas

  • Normalmente este tipo de matrículas se solicitan para que aquellos vehículos que no estén matriculados en España puedan circular, ya sea por que son nuevos o de exportación, también sirven para los coches que se encuentran en baja temporal por transmisión.
  • Únicamente es el titular del vehículo quien puede conducirlo, aunque se plantean excepciones ya que si en este caso el coche va a ser vendido, el comprador puede conducirlo en este caso acompañado del propietario.
  • El permiso que te permite circular con estas matrículas, el permiso de circulación en concreto únicamente se concede a un vehículo por un año y es improrrogable, contando desde el primer día del mes posterior a la fecha de su expedición.
  • Aunque se esté haciendo uso de estas matrículas de manera excepcional, es obligatorio llevar la documentación necesaria de cada vehículo, como el boletín de circulación y la tarjeta de inspección técnica de vehículos.