X

Calcula tu
cuota de renting

Dirección del coche

La dirección del coche es el conjunto de sistemas que permiten el giro de las ruedas de un vehículo. Los sistemas de dirección permiten que el vehículo gire cambiando la orientación de las ruedas en el caso de los coches, o reduciendo la circunferencia en el caso de las motocicletas al inclinarse.

Para poder realizar este movimiento, el conductor maneja el volante, este activa el mecanismo por el cual las ruedas se mueven a la izquierda o a la derecha para poder dirigir el vehículo en la dirección que desee.

Actualmente este instrumento conocido como volante es mucho más complejo de lo que nosotros pensamos ya que, tiene un sinfín de componentes electrónicos para ser cada vez mucho más preciso y también reducir el esfuerzo de girarlo.

Un buen sistema de dirección debe aportar mucha seguridad a la hora de trazar cualquier tipo de curva, tiene que ser firme para que el conductor en este caso se sienta cómodo y que pueda conducir justo por donde desee y lo necesite.


 

Tipos de dirección en un coche

En función de lo que el fabricante quiera conseguir, se utilizan diversas técnicas y métodos para conseguir el resultado esperado, también varía en función del coste que estén dispuestos a asumir para poder fabricarla, podemos distinguir entre:

  • Sistema de bolas: Es el más utilizado por los vehículos más pesados, utiliza unas esferas para poder suavizar el movimiento.
  • Sistema hidráulico: Consta de una bomba que se acciona con una correa fijada al cigüeñal, de este modo se acciona el mecanismo.
  • Sistema de cremallera: Cuenta con un piñón que va girando hacia los lado sobre un rail que se encuentra dentado e introducido en grasa para así suavizar el movimiento y evitar posibles paradas.
  • Sistema electrohidráulico: Es un sistema muy similar al hidráulico, pero incorpora un motor eléctrico, que es el encargado de mover la bomba.

Tipos de averías en la dirección de un coche

El momento más habitual en el que la dirección da indicios de fallo o que va a comenzar a fallar es cuando esta empieza a vibrar, es por ello que lo más importante es si notamos este indicio acudir al taller para poder solventarlo cuanto antes ya que un fallo de la dirección a la hora de conducir es muy peligroso y corremos un gran riesgo.

Esta vibración es percibida una vez el coche ha adquirido velocidad, esto provoca una gran pérdida en la precisión de giro y perdemos seguridad a la hora de pilotar.

En muchas ocasiones este tipo de fallo no viene directo de la dirección ya que este sistema es muy complejo y no suele dar fallos de forma habitual, es mucho más común encontrar fallos en los neumáticos, ya que debido a un uso indebido pueden presentar diversos niveles de desgaste y pueden provocar este tipo de sensación a la hora de conducir. También este tipo de inconveniente puede venir provocado por:

  • Aceite de la dirección deteriorado.
  • Soportes de la dirección dañados.
  • Deterioro de los silentblocks.