25 Marzo, 2019

¿Qué ocurre cuando tengo un exceso de kilómetros en mi renting?

Si haces un número mayor de kilómetros recorridos que lo que está establecido al año en el contrato, tendrás que hacer frente a una penalización. Eso es lo que ocurre si tienes un exceso de kilómetros en tu renting. Pero por otro lado, si es por defecto, tendrás también un abono correspondiente a los kilómetros no realizados.

Los contratos de renting tienen una cláusula en la que se especifica claramente que habrá una penalización para el usuario por cada kilómetro recorrido que supere el límite pactado de inicio entre las dos partes.

Por ejemplo, si tu contrato dice que habrá un sobrecoste de 0,0429 euros por cada kilómetro excedido de los 60.000 km, y has recorrido 63.500 km. Tendrás que abonar un total de 150,15 euros en concepto de multa o penalización por pasarte.

Por esta razón, es más que aconsejable que, antes de firmar tu contrato de renting, te pares a pensar y determines más o menos cuántos km vas a recorrer al año con tu coche.

seat atecas en una carretera

¿Qué pasa si hago más kilómetros de los que tenía previstos en mi contrato de renting?

Por eso, si una vez que realices tus cálculos tienes claro que vas a superar sobradamente los que te indican en tu contrato, puedes pedir de nuevo una oferta que recoja ese límite real. También podrás analizar qué te resulta más económico, si pagar esa nueva tarifa o aceptar la posible penalización por exceso de kilómetros.

Por otro lado, también debemos tener en cuenta que si haces una cantidad menor de kilómetros de los previstos, al igual que ocurre en el caso anterior, es habitual que la marca o la empresa con la que contratas tu renting establezca un abono a tu favor por cada km que no hayas recorrido dentro del límite acordado.

Por ejemplo, si tu contrato establece que te devolverán 0,0286 euros por cada km que no recorras hasta alcanzar los 60.000 km pactados, si sólo has recorrido 57.500 km, te abonarán 71,5 euros, o te los descontarán de la primera cuota si firmas un nuevo contrato de renting.

En la multiopción no es habitual que se establezca un límite de kilómetros que puedes realizar durante todo el tiempo que tengas el coche. 

¿En qué se diferencia el renting para particulares de la multiopción?

Aunque pueden parecer modalidades de acceso al vehículo similares, lo cierto es que la principal diferencia viene por quién es el dueño del coche durante su uso.

En la multiopción, el automóvil será tuyo, exactamente igual que si lo comprases con una financiación convencional.

En el caso del renting para particulares, el coche pertenecerá a la marca o a la empresa con la que suscribas tu contrato, y sólo podrás quedártelo al finalizar tu periodo de uso abonando el importe de su valor, siempre que tu contrato recoja esta posibilidad; si no, deberás devolverlo.

Habitualmente no tendrás que pagar ningún tipo de entrada o aportación inicial, y cada cuota mensual será en pago por la utilización del coche y de los servicios asociados, pero no por su propiedad.

El ajuste de kilómetros debe ser considerado al calcular el coste total

El número de kilómetros que contratemos, servirá para determinar el valor residual del vehículo a la finalización del contrato, además del importe a pagar de mantenimiento y de neumáticos, lo que implicará que a mayor número de kilómetros mayor importe de la cuota mensual.

Cuando formalizamos un contrato de renting, tenemos que tener claro qué kilometraje medio vamos a realizar al año en función de la actividad desarrollada por el vehículo.

Por este motivo, es aconsejable realizar un estudio previo a la contratación para conocer los kilómetros medios que recorrerá el usuario durante el periodo de un año y poder contratar el kilometraje más idóneo.

Este estudio previo debería ser una iniciativa en los operadores de renting para conseguir que el cliente no se encuentre con facturas sorpresas por este concepto a la finalización del contrato, pero en multitud de ocasiones, este “pequeño dato” se deja a voluntad del cliente, sin ser conscientes de que eso puede llegar a convertirse en una factura sorpresa que no se tiene prevista y, mucho menos, presupuestada.

Cada año, se procederá a hacer una revisión de los kilómetros recorridos. Dependiendo del tipo de contrato de Renting, el exceso de kilómetros implicará pagar una compensación previamente acordada en función de la distancia recorrida.

En caso de que el kilometraje haya sido inferior al contratado, también es posible recibir una compensación, de acuerdo con las condiciones establecidas en el contrato.