10 Diciembre, 2018

¿Reparo mi vehículo antiguo o compro un coche nuevo?

Seguro que tú también te has preguntado eso mientras miras fijamente tu coche. ¿Compro? ¿Vendo? No sabemos si existe una respuesta correcta a esta pregunta, lo que sí te podemos dar son algunas ideas y consejos sobre cómo tomar la decisión final. En idoneo vas a poder navegar y encontrar todas las informaciones relativas a la compra de vehículos, de su valor o las mejores opciones para escoger tu motor.

Analizar el estado del coche, las posibilidades de mercado o las nuevas fórmulas para comprar un coche son algunas de las ideas que te comentamos, aunque si quieres conocerlas todas, ¡sigue leyendo! Una vez más, explicamos las distintas posibilidades y dejamos que seas tú quien decida cuál es la respuesta correcta.

Kia ceed azul

Análisis objetivo

Con la venta de un coche no podrás hacer trampas al solitario. El precio de los coches viene marcado por distintos factores, los km, el estado, el uso u otros aspectos cómo dónde ha dormido el vehículo. Realizar un análisis objetivo de tu coche es lo primero que debes hacer para empezar a contestar a esta pregunta. A partir de este chequeo total del estado de tu coche, podrás empezar a decidir si la venta es una opción acertada o no.

Como es lógico, siempre que exista una gran avería o una reparación que suponga una inversión considerable en lo económico, la venta suele es la mejor opción. El tamaño de la reparación como ves un elemento clave para tomar la decisión.

¿Qué gano vendiendo?

En un segundo paso estaría genial poder analizar las dos situaciones posibles y que ganas con cada una de ellas. Pues bien en la segunda de las opciones ganas quitarte de encima algunos gastos como el seguro, la reparación (No olvides calibrar el coste de la reparación, no es lo mismo un faro que el motor de arranque) o los impuestos e ITV, entre otras cosas.

También te quitarás parte de las inversiones en mantenimiento y es que un coche parado es un coche que pierde valor. Los filtros, el motor de arranque o las baterías pueden necesitar alguna reparación si tardas mucho en tomar una decisión. Esto como es lógico también afectará al total del precio a la hora de ponerlo en el mercado.

 Si apuestas por vender también podrás recuperar parte del dinero que depositaste, aunque de nuevo, esto depende del estado actual de tu vehículo. No olvides que si te queda alguna cuota, también te podrás deshacer de ellas. ¿Te merece la pena?

¡Esto lo arreglamos!

Una vez tenemos en la balanza el análisis objetivo y los pros de apostar por la venta, hay que ver los pros de repararlo. El primer punto y esto es indiscutible, se trata de tu coche. Llevas unos cuantos años con tu pequeño vehículo y ya se ha convertido en un compañero de vida, pero no es personal, son negocios.

Reparar ya sea por tu cuenta o con la ayuda de un profesional te traerá algunas ventajas como poder seguir disfrutando de tu coche en escasos días, si ya has pagado tu coche al completo no tendrás que volver a realizar una inversión, conoces su comportamiento y sabes que es el coche que mejor se adapta a ti y tus necesidades.

Repararlo también supondrá una pequeña inversión, dependiendo de los daños, lo que se puede situar en los contras de repararlo. Aunque si estás dispuesto a darle una nueva oportunidad a tu coche, tal vez puedas considerar realizar un gran update de tu coche. Un punto medio entre la compra y la reparación.

Kia niro plateado

Una buena actualización

Un update es la traducción literal de actualización, lo que nos da una idea de por dónde vamos. Si no quieres vender y tampoco crees que sirva con una pequeña reparación, tal vez estés dispuesto a darle un buen empujón a tu coche.

En esta ocasión lo que te proponemos es meter dinero en tu vehículo y realizar una buena reparación de los distintos problemas que pueda tener tu coche. Tal vez una mano de pintura, cambiar o arreglar la tapicería, reponer los plásticos, maderas o pieles que estén en peor estado o volver a tapizar el volante, pueden ser formas de volver a comprarte un coche nuevo, con las ventajas de no tener que volver a pagar un coche entero.

Valora las opciones tecnológicas

En plena era digital es difícil que la tecnología no entre en la industria de los coches. Las distintas aplicaciones web te dan opciones a la hora de vender tu coche…O no. En internet y en tu móvil tienes distintas plataformas que te permiten vender, comprar o compartir tu coche. Un abanico de posibilidades que hace años no existía y que tal vez, te ayude a encontrar un punto medio en todo este proceso.

Internet no sólo te servirá para poder rentabilizar tu coche de una forma u otra, también te servirá para conocer dónde y por cuanto reparar tu coche, además del valor de mercado real del coche. Algo que como te dijimos anteriormente, no depende de nuestra opinión y sí, del resto del mercado.

Un pequeño margen

Vender tu coche te puede brindar la oportunidad de conseguir un pequeño margen económico que te sirva para cambiar de vehículo, invertir en otras fórmulas de transporte o simplemente darte un homenaje estas Navidades.

En muchas ocasiones tendemos a pensar que la venta del coche servirá para sanear una economía o volver a comprarnos un coche, pero debemos recordar que los vehículos pierden casi el 40% de su valor nada más salir del concesionario.

Una vez más, piensa y decide

Con todas las cartas bocarriba es más fácil decidir. En idoneo hablamos de todo lo que rodea la compra y venta de un coche, por eso cada vez más amigos se deciden a entrar en idoneo en busca de la mejor información relacionada con el mundo del motor. Precios, motores, leasing o Renting, todas estas informaciones están disponibles en nuestra web y sólo tienen un objetivo, que tú puedas decidir de la mejor forma posible.