X

¡Te asesoramos de forma totalmente GRATUITA!

¡Te asesoramos de forma totalmente GRATUITA!


Llámame GRATIS

Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

01 Agosto, 2019

Coches eléctricos: mejor de renting que en propiedad

Ya es oficial, España ha sido denunciada por Bruselas debido a la alta contaminación que sufren Madrid y Barcelona, principalmente por excesos de dióxido de nitrógeno. Durante un tiempo, diversas acciones como las restricciones de tráfico en el centro de las ciudades más grandes de España habían servido para una moratoria ante una posible multa, que se cierne sobre nosotros con cifras que podrían llegar a los 1.600 millones de euros. Según afirman, la denuncia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) llega porque consideran que las autoridades públicas españolas no hacen lo suficiente para garantizar a la población una buena calidad del aire.

El problema principal de las zonas más contaminadas de España, tales como Madrid, Barcelona y el Baix Llobregat, es que llevan desde 2010 incumpliendo los límites máximos de contaminación, motivo por el cual, se abrió un expediente a nuestro país en 2015 con la esperanza de una movilización de las administraciones para poner medidas de contención en marcha ante la amenaza de multa. Multa que debería haber llegado en 2018 pero que nunca se hizo firme al implementar ciertas medidas que, en principio, controlarían y reducirían los niveles de polución. Y así ha sido en parte, pues las concentraciones en aire de compuestos peligrosos para la salud han bajado notablemente, aunque no lo suficiente.

La contaminación es el actual caballo de batalla y el mayor quebradero de cabeza tanto en la industria como para los gobiernos. Las grandes ciudades de todos los países sufren enormes niveles de polución y es imperioso reducirlos. Muchos pensarán en el coche eléctrico como solución y por una parte, tendrán mucha razón. No obstante, aunque el coche eléctrico es el futuro, hablamos de un futuro a medio plazo como pronto, hoy día estos coches ofrecen lo mejor de sí en los desplazamientos urbanos y de medio alcance obligando a disponer de otras soluciones menos limpias pero con mayores capacidades.

citroen eberlingo blanca

El coche eléctrico, un futuro repleto de dudas

Los vehículos eléctricos son cada día más numerosos, con una tecnología que avanza con cada lanzamiento, pero que no se ve acompañada en otros puntos. El principal problema y el que causa las mayores inseguridades tiene que ver con la infraestructura para dar servicio a estos vehículos. Dicho de otro modelo: no hay cargadores que permitan realizar viajes con soltura y cualquier desplazamiento que sume más de 200 kilómetros es una odisea, mientras los tiempos invertidos vuelve a ser similares a los necesarios en los albores de la movilidad en España, provocando que los viajes sean demasiado largos.

Básicamente, un coche eléctrico resulta interesante si disponemos de cargador en casa y alguno cercano al trabajo, para dejar enchufado el coche durante la jornada laboral. Si nuestro puesto de trabajo no se encuentra lejos de casa, posiblemente el cargador en nuestro hogar (o cercano al mismo) sea suficiente. Para otros desplazamientos de mayor envergadura es mejor recurrir a otras fórmulas como el transporte público o un alquiler. Sobre todo porque tener un vehículo eléctrico de última generación supone un desembolso importante, muy importante, limitando la posibilidad de tener otro vehículo en casa para estos menesteres.

El coste de adquisición es otra fuente de dudas. ¿Merece la pena el desembolso? Los coches eléctricos tienen un menor coste de mantenimiento, algo interesante que compensa en parte el mayor precio de compra. También tienen otras ventajas como acceso ilimitado a zonas de tráfico restringido, no pagan impuesto de matriculación, tienen una bonificación del 75% en el conocido como ‘impuesto de circulación’ (su nombre real es ‘impuesto sobre vehículos de tracción mecánica’) y en algunas zonas de España pueden pasar por peajes a precios especiales e incluso gratis, entre otras cosas.

Interesante cuanto menos, pero todavía surgen otras dudas que nadie resuelve como el caso de vender el coche usado. La tecnología de baterías, talón de Aquiles de los coches eléctricos, evoluciona con cada nueva generación y cabe la posibilidad que nadie quiera nuestro ‘viejo’ eléctrico al haber sido ampliamente superado y ofrecer una autonomía y una recarga por debajo del mercado. Motivo por el cual su valor se depreciará rápidamente con la consiguiente pérdida de dinero.

Audi etron

El coche eléctrico mejor de renting

No es plato de buen gusto tener que decir esto, pero un coche eléctrico, actualmente, no es una compra acertada a no ser que se quiera esa tecnología por encima de otras opciones, ya sea porque nos gusta o porque se ajusta a nuestras necesidades o bien, por querer dar una imagen ecológica y estar a la última. No obstante, hay otras formas de tener un coche eléctrico muy interesantes, que permiten aprovechar sus virtudes de forma más rentable e inteligente: el renting.

Antes de llevarse un coche eléctrico a casa conviene tenerlo todo atado y principalmente, no dejarse llevar por modas ni por las declaraciones de los políticos. Un automóvil eléctrico es muy gratificante de conducir y pueden ofrecer prestaciones muy elevadas, pero se convierten en una fuente de problemas y frustraciones si no le damos el uso debido. Un coche eléctrico es un juguete muy divertido, pero también es muy caro frente a equivalentes más convencionales y hoy día, está rodeado de pequeños inconvenientes.

Si quieres un coche eléctrico lo mejor es decantarse por un coche eléctrico de renting. Como sabréis, el renting es un alquiler de larga duración, algo muy similar a alquilar un piso, pero en el sector del automóvil. Esto tiene muchas ventajas, como por ejemplo, y quizá la más importante: no afectaría la depreciación del vehículo. Al ser un alquiler, podemos cambiarlo por otro cuando termine el contrato o, simplemente, devolverlo sin más. Hemos estados disfrutando de sus virtudes durante su posesión, pero no tendremos que afrontar su pérdida de valor al venderlo como usado.

Los coches eléctricos, hasta que su tecnología alcance un punto más estable y cuenten con infraestructura equivalente a la ofrecida para vehículos con motor de combustión interna, sufrirá una enorme devaluación por la continua actualización de las baterías y de los sistemas usados para las recargas. Una disminución de su valor que cualquiera que tenga un coche eléctrico en propiedad tendrá que asumir, pero no será un problema vía renting, algo que además también permite actualizar la tecnología cada cierto tiempo y así disfrutar siempre de los últimos desarrollos.

Conclusión/Opinión

El mundo es para los valientes y para aquellos que tienen una buena liquidez económica. Y no es algo intrínseco al automóvil, lo es en casi todos los apartados de la vida. ¿Recordáis los primeros ‘compact disc’? Los tenían lo más osados y deseosos de tener lo último en tecnología, pagando un alto precio por ello. Con el paso del tiempo, esa tecnología perdía valor frente a los nuevos modelos y sumado a una pérdida de prestaciones, es evidente que no era un negocio interesante para todos. Ocurre exactamente lo mismo con el coche eléctrico, actualmente es un producto para valientes, para conductores muy concienciados con el medio ambiente o para los que están dispuestos a pagar su alto costo de adquisición, aunque luego la rentabilidad con el paso del tiempo no sea la mejor baza.

Si quieres un coche eléctrico, sin importar el motivo, te animo a llevarte uno a casa porque, realmente, son coches muy satisfactorios en todos los sentidos (he probado el Tesla Model S 100D y el Model X 100D, el BMW i3, el Nissan LEAF, el Renault Twizy y el Renault ZOE. Puedo decirlo con seguridad). Pero en este caso, lo mejor es un coche de renting, que te permita ‘esquivar’ esa pérdida de valor y poder actualizar la tecnología con cada nuevo lanzamiento. Haz cálculos, estudia bien tu situación y los cargadores a tu disposición, ármate de paciencia para soportar los comentarios que muchos te harán, pero sobre todo, mira las ofertas de renting. Además, se avecina un desembarco masivo en el sector de los coches eléctricos de nuevos modelos, las ofertas no tardarán en aparecer.

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook