Conviértete en inversor de Idoneo.com Invertir (Capital Riesgo)

Volkswagen Caddy

redescubre la versatilidad

  • Versatilidad
  • Buen comportamiento
  • Algo sencilla
  • Superficies son muy planas y rectas

Descubre el Volkswagen Caddy

De unos años a esta parte, las furgonetas han ganado adeptos por su versatilidad y sí, también por su diseño, pues las furgonetas actuales han evolucionado para ocupar, en parte, el hueco de los monovolúmenes y de paso, “atrapar” a los amantes de las aventuras por las posibilidades de camperización. Resumiendo, las furgonetas ya no son como eran y las marcas están ayudando a que esa percepción sea más notable. Y entre todas las furgonetas del mercado, destaca especialmente la Volkswagen Caddy, un modelo que cuenta con muchos seguidores en varias partes del mundo gracias a, entre otras cosas, su calidad general y por supuesto, por ser un modelo de Volkswagen.

La firma alemana se ha ganado un merecido prestigio a lo largo de los años, que también repercute en modelos como el Caddy, una furgoneta que va por su quinta generación, la cual, se presentó a comienzos de 2020, poco antes de que estallara la pandemia de SARS-CoV 2. Y lo hizo demostrando que quiere ser la referencia del segmento, con un diseño muy cuidado, muy “de turismo” y un equipamiento de primer nivel. Nada que ver con lo que se entendía hasta ahora como una furgoneta, aunque esto no es nada nuevo porque ya lo hemos podido ver en otros modelos de marcas rivales.

No obstante, eso no le resta importancia al Volkswagen Caddy, que como el resto de modelos del catálogo de la marca, se presenta como la opción, digamos, “semi premium”, si es que podemos decir algo así de una furgoneta. Además, con la renovación presentada en 2020, se aprovechó para emplear la plataforma MQB, la misma que usan otros coches como el SEAT León, el Volkswagen Golf o el Audi A3. Es, por tanto, un modelo que debería ofrecer un tacto y un comportamiento cercano al de un turismo convencional, con todas las ventajas que ello conlleva.

¿Quieres más información del Volkswagen Caddy?

Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Diseño moderno, sin que por ello se pierda versatilidad

Una de las cosas en las que destaca el Volkswagen Caddy, es su diseño. Incorpora los rasgos que entrenó la octava generación del Volkswagen Golf, como un frontal con faros un poco más delgados y estirados, una calandra igualmente delgada y superficies lisas y sin soluciones que recarguen la silueta innecesariamente. También emplea rasgos de la gama eléctrica de la marca, como un frontal con líneas parecidas a las del ID.3, salvando las distancias, claro. El perfil, uno de los apartados que más influye en el aspecto de una furgoneta, resulta sencillo, pero igualmente acertado y equilibrado, con un pliegue que añade algo de carácter que aligera un poco la vista, pues las superficies son muy planas y rectas.

Eso, precisamente, es lo que más afea, en parte, la imagen de una furgoneta, pero son imprescindibles para lograr una buena capacidad de carga. Paredes, techo y piso totalmente lisos, permiten una zona de carga con formas muy regulares y aprovechables, además de lograr un volumen de carga elevado, facilitando el transporte de objetos, tarea principal de una furgoneta. Pero además, eso también ayuda a que las versiones homologadas como turismo, tengan un habitáculo enorme y súper versátil, sobre todo gracias a las puertas correderas laterales, que abren un enorme hueco para entrar y salir. Por otro lado, al ser una puerta corredera, no molesta cuando está abierta y se coloca como una opción muy a tener en cuenta para familias con hijos pequeños.

La evolución y la modernidad también se encuentran en el habitáculo, con un diseño mucho más moderno que la generación saliente, con opción a montar instrumentación digital, volante multifunción, pantalla para el equipo multimedia y los característicos acabados de Volkswagen. A eso hay que sumar toda una enorme lista de asistentes a la conducción, muchos de ellos enfocados a la seguridad y otros tantos, destinados a hacer la vida de los usuarios mucho más fácil.

Motores modernos y de bajo consumo

Donde no podemos esperar muchas sorpresas es en el apartado de motores, ya que estamos hablando de un vehículo pensado para ser útil y agradable de usar en el día a día, y, por tanto, no se ofrece con motores de altas prestaciones. Básicamente, porque no tiene mucho sentido ofrecer un vehículo como el Volkswagen Caddy con motores muy potentes y rápidos, en realidad este tipo de automóvil suele ofrecer mejor combinación con motores muy fiables, con bajo consumo y con prestaciones suficientes para el día a día.

Así, el Volkswagen Caddy solo se ofrece con dos opciones de motor, ambas articuladas sobre el 2.0 TDI. La primera tiene 102 CV y cambio manual de seis relaciones, la segunda eleva la potencia hasta los 122 CV, ofreciendo de forma opcional el cambio automático de doble embrague y siete relaciones. Además, según la versión, también puede optar al sistema de tracción total 4MOTION (solo para la versión Outdoor). Se podía optar cuando se lanzó al mercado por la Volkswagen Caddy California, una variante que ahondaba en su vertiente viajera, montando algunos accesorios camper, desde una cama hasta cocina con nevera. Y la Caddy no es una furgoneta grande, es lo que se puede denominar como furgoneta compacta, aunque se puede elegir la Volkswagen Caddy Maxi y contar con una enrome carrocería que puede dar cabida hasta a siete pasajeros.

Conclusión/Opinión

Las furgonetas han cambiado mucho con los años y la Volkswagen Caddy es un claro ejemplo de ello. Su diseño destaca por su atractivo y por su sencillez de líneas, pero sin que ello resulte un escollo, más bien lo contrario. Además, su equipamiento es bueno y los motores TDI famosos por sus bajos consumos y buenas prestaciones.

En este caso, el mejor motor es el más potente, el 2.0 TDI de 122 CV. Hablamos de un vehículo destinado a ir cargado, ya sea con mercancías o con personas y su equipaje, así que será un coche que en ocasiones viaje con mucho peso, condiciones en las que el motor de 102 CV se quedaría algo corto. En cuanto al acabado, yo elegiría el Outdoor, pues compraría un vehículo así para salir con los perros y con la familia, pero el presupuesto será, seguramente, el que marque que modelo escoger.