Conviértete en inversor de Idoneo.com Invertir (Capital Riesgo)

Skoda Enyaq iV

Belleza de alto voltaje

757€/mes (60meses-10000km/año)
Renting idoneo

  • Muy polivalente
  • Muchas versiones
  • Gran tamaño

Descubre el Skoda Enyaq iV

Škoda se ha posicionado como una de las marcas más fuertes del Grupo Volkswagen. La imagen que se ha labrado, les ha permitido crecer con fuerza y de paso, ganarse el respeto de los que controlan el devenir del conglomerado industrial alemán. Así, Škoda ha sido capaz de llegar a Europa como una firma "low cost", para después, superar a SEAT en ventas, en imagen de marca y, por si fuera poco, en la adopción de la tecnología eléctrica. Mientras SEAT sigue sin tener, ni siquiera planeado, un coche eléctrico, los checos tienen el Škoda Enyaq.

El Škoda Enyaq es el segundo modelo eléctrico de la marca, tras el Škoda Citigo, un pequeño urbano que estuvo en el mercado poco tiempo y que estaba basado en el Volkswagen Up!. En el caso del Enyaq, se opta por el formato de moda, un SUV, aunque por formas y dimensiones está más cerca de un monovolumen tradicional. La base del Škoda Enyaq es la plataforma MEB, desarrollada por VAG (Volkswagen-Audi Group) específicamente para coches eléctricos, y que también emplean otros modelos como el Volkswagen ID.3 o el CUPRA Born.

¿Qué significa eso? Pues se trata de un modelo que se ha diseñado, desde el principio, como un coche eléctrico, en lugar de ser un automóvil con motor tradicional transformado. De esta forma, la colocación de la batería y el aprovechamiento del habitáculo son mucho mejores que si fuera un coche con motor de combustión adaptado.

ENYAQ IV 80 (204CV)

ENYAQ IV 80 (204CV)

60 meses | 10000 km/año

757/ mes

IVA e impuestos incluidos

¿Quieres más información del Skoda Enyaq iV?

Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Un modelo muy polivalente

Como se ha comentado antes, el Škoda Enyaq está a medio camino entre un SUV y un monovolumen, y esto se debe a que se ha buscado crear un coche muy polivalente, característica intrínseca de Škoda incluso en sus modelos más deportivos.

Por dimensiones, es un coche bastante adecuado para una familia. Mide 4.649 milímetros de largo, 1.879 milímetros de ancho y 1.616 milímetros de alto. La batalla (distancia entre los ejes), una medida que afecta mucho al espacio disponible en el habitáculo, es de 2.765 milímetros. Además, el maletero alcanza los 585 litros con cinco plazas, una cifra realmente buena.

Dado que busca la practicidad, el habitáculo ha sido configurado para ofrecer lo mejor en ese sentido. Tiene una elevada calidad de fabricación, tapizados de piel en el salpicadero, puertas y consola central para otorgar un ambiente acogedor, combinado con un enorme espacio para todos los ocupantes y las conocidas soluciones prácticas de todo Škoda. Por supuesto, no falta la instrumentación digital, ni la pantalla para el equipo multimedia con 13 pulgadas. Lo más criticable, quizá, sea la ausencia de mandos físicos para gestionar cosas tan básicas como la climatización.

Versiones para todos los gustos

El Škoda Enyaq se ofrece en varias versiones que se diferencian, básicamente, por el motor y la batería. Hay opciones con un solo propulsor y opciones con dos, siendo, obviamente, las más potentes.

La gama comienza con las versiones de un solo motor y propulsión, que cuentan con 180 y 204 CV. La primera se combina con una batería de 58 kWh y homologa una autonomía de 400 kilómetros, mientras que la segunda, hace uso de una batería de 77 kWh para lograr un rango de alcance de 520 kilómetros (es la versión con mayor autonomía de la gama).

El siguiente escalón en la gama del Enyaq, son las versiones con dos motores, cada uno colocado en un eje y por tanto, siendo tracción total. En este caso, las dos versiones equipan la batería de 77 kWh y se puede optar por una potencia de 265 CV y con 470 kilómetros de autonomía, o bien, la más potente y solo disponible con el acabado RS, que anuncia 306 CV y 420 kilómetros de autonomía.

Respecto a las cargas, admite, en todas las versiones, una potencia máxima de 11 kW en corriente alterna (CA), mientras que en corriente continua (CC) admite picos de 100 kWh con la batería de 58 kWh y de 125 kWh con la batería de 77 kWh.

Muy equipado en todas las versiones

Todos los Škoda Enyaq cuentan con un buen equipamiento de serie, qe se distribuye en varios acabados: Loft, Lodge, Lounge, Suite, ecoSuite, Sportline y RS (este último, es el más deportivo y solo está disponible con la combinación de motores más potente).

Desde el menos equipado, el Enyaq ya cuenta con cosas como la frenada de emergencia con detección de vehículos y peatones, un sistema que modifica la asistencia de la dirección y facilitar así las maniobras de esquiva de obstáculos, mantenimiento de carril, asisten de giros (frena automáticamente su viene un coche de frente)... incluso tiene un sistema que permite estacionar el coche desde el teléfono móvil. En opción se puede optar por faros matriciales LED.

Conclusión/Opinión

El Škoda Enyaq es una fuerte apuesta de la firma checa por al electrificación, aunque no será el modelo más vendido de su catálogo, porque no es barato. El caso es que los coches eléctricos, por lo general, no son baratos, así que en principio, si están pensando en el Enyaq esto ya lo tienes asumido.

La mejor opción dentro de la gama es, sin duda, la versión de 204 CV (el Škoda Enyaq 80X), ya que tiene la mayor autonomía de todos (520 kilómetros) y por prestaciones tampoco es un problema, dado que todos los Škoda Enyaq salvo la versión RS, tiene la velocidad máxima limitada a 160 km/h (el Enyaq RS tiene limitador en 180 km/h) y acelera hasta los 100 km/h desde parado en 6,9 segundos, más rápido de lo que cualquier familia podría necesitar nunca. Obviamente, el Enyaq, al igual que cualquier otro coche eléctrico, resulta interesante si la mayoría de los recorridos son en ciudad y se tiene un cargador disponible cuando se necesite. La mejor solución es tener una plaza de garaje donde colocar un cargador.