X

Calcula tu
cuota de renting

Seat Mii

Sabes de qué va la ciudad

  • Etiqueta CERO a un precio competitivo
  • Excelente conducción, manejo y dirección
  • Movilidad urbana total
  • La versión de menor potencia
  • Carece de un kit de seguridad moderno

Descubre el Seat Mii

En el año 2011, SEAT puso en circulación un pequeño modelo urbano, el SEAT Mii, que además de ser uno de los pocos modelos de la marca que no emplean el nombre de una ciudad española, también suponía el regreso de la marca al segmento de los urbanos. La última vez que la marca estuvo presente en esta parcela de mercado fue con el SEAT Arosa, el cual se dejó de fabricar en el año 2004, mientras que su primo hermano, el Volkswagen Lupo, cesó su comercialización al año siguiente.

La marca no ha vuelto a tener un coche tan pequeño en el catálogo porque, aunque son coches que se venden bien y tienen mucho público, no son rentables para las marcas. Por ello, cuando el SEAT Mii estaba listo para la producción, también lo estaba el Volkswagen Up! y el Skoda Citygo. Tres coches que son clónicos en todo lo que tenía que ver con el tema técnico, ya que lo compartían todo (desde el chasis hasta los motores, los sistemas electrónicos, partes de la carrocería, línea de montaje…). De esta forma, el Grupo Volkswagen-Audi podía sacar rentabilidad a un desarrollo que, por lo general, sale tan caro como en cualquier otro coche.

Cuando el SEAT Mii se puso a la venta, contaba con varias versiones con motor alimentado por gasolina (con 60 y 75 CV), más otra adicional bifuell, pudiendo emplear también GNC (Gas Natural Comprimido). Eran motores que no destacaban por las prestaciones, al fin y al cabo era un coche para moverse por ciudad y quizá, alguna escapada por carretera de segundo orden donde la velocidad está muy limitada, pero en contrapartida, prometía consumos muy contenidos. No obstante, todos los motores han desaparecido del catálogo y ahora sólo está disponible con el motor eléctrico.

¿Quieres más información del Seat Mii?

Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Seat mii eléctrico con etiqueta CERO

Experiencia urbana

Etiqueta CERO de la Dirección General de Tráfico

La expansión de la tecnología de motores eléctricos es un hecho y también, por si alguien no lo había pensado, una necesidad, sobre todo en el centro de las grandes ciudades.

La concentración de polución en las grandes urbes es un serio problema que puede afectar a la salud de las personas y aunque los actuales automóviles son realmente eficientes, hay muchísimos circulando y eso, al final, se nota. La elevada contaminación de los grandes centros urbanos también ha provocado las diferentes restricciones de circulación, que no, no afectan a los motores diésel en exclusiva, afectan a todos los vehículos del mercado indistintamente de su motorización, a excepción de aquellos que hayan recibido la etiqueta CERO de la Dirección General de Tráfico.

Esos, los “etiqueta CERO”, son los únicos que pueden circular sin ningún tipo de restricción y abarca a los híbridos enchufables y a los eléctricos puros. Dos tipos de tecnología que tiene su lógica según el coche, como es el caso del SEAT Mii electric. Básicamente, ese es el motivo de existencia del SEAT Mii electric, su etiqueta CERO y la posibilidad de ofrecer un vehículo que no produzca emisiones locales (emisiones mientras se usa el coche, la obtención de la energía es otro tema a parte), para reducir la contaminación de las grandes ciudades, para que los usuarios puedan contar con un vehículo ecológico y de bajo coste de utilización y que además, no sufran restricciones de circulación. Cumplir con la normativa de emisiones anual también es otro motivo para la existencia de este coche, aunque eso no le afecta al usuario.

Habrá quien no entienda la exclusión de los motores de combustión interna de la gama del SEAT Mii, pero en realidad es un movimiento de lo más lógico. El Mii, un coche coqueto, de pequeñas dimensiones y prestaciones modestas, está diseñado para ser un coche de uso meramente urbano, sin mayores intenciones que permitir un desplazamiento cómodo y económico por las grandes ciudades de Europa. El hecho de tener únicamente una versión con motor eléctrico, potencia ese objetivo y presenta una oferta mucho más acertada, pues donde mejor rinde un motor eléctrico es el recorridos a baja velocidad por ciudad. La autonomía es mayor, siempre hay mayores posibilidades de encontrar cargadores y hay infinidad de estudios que han demostrado que, la gran mayoría de los casos, los recorridos de un usuario medio rara vez superan los 60 kilómetros diarios.

Descubre el RENTING de Seat Mii
Cuota fija sin riesgo

  • 12.690,00€ - 14.800,00€ Rango de precios

  • Gasolina tipos de motor

  • 4 l/100Km. Consumo medio

  • 68CV - 68CV Potencia máxima

  • Desde 82g/km Emisiones CO2

Un coche de uso meramente urbano, a un precio reducido y con amplia gama de motores

Seat mii barato

Movilidad y practicidad

Hasta 260 kilómetros de autonomía con una sola carga

Así, por tanto y como veníamos diciendo, el SEAT Mii electric es la única opción dentro de la gama del pequeño modelo de SEAT, un coche que está animado por un motor eléctrico de 61 kW (equivalentes a 83 CV) y que promete una autonomía de 260 kilómetros con cada carga, gracias a unas baterías de 36,8 kWh. Sí, es cierto que no es un rango de uso muy amplio, pero también es cierto que, como se ha comentado antes, rara vez se superan los 60 kilómetros diarios. Con esa cifra en mente, una carga permitiría circular sin preocuparse por enchufar el coche durante cuatro días. Si los recorridos son más cortos, obviamente, los días sin tener que cargar las baterías aumentan.

Dichas baterías se pueden cargar en enchufe doméstico, con 2,3 kW, pero necesitaría unas 16 horas para estar totalmente cargadas. Se puede optar también a un cargador público o un Wallbox, con hasta 7,2 kW, reduciendo el tiempo a unas cuatro horas. Con un cargador rápido el tiempo se reduce todavía más, necesitando poco más de una hora. Por otro lado, las baterías cuentan con una garantía de 8 años o 160.000 kilómetros, garantizando una capacidad del 70% una vez alcanzadas dichas cifras.

El hecho de ser un automóvil básicamente urbano, le lleva a ofrecer prestaciones pensadas para el entorno más complicado a la hora de conducir: las grandes ciudades. La aceleración hasta los 100 km/h desde parado requiere de 12 segundos y la velocidad máxima que puede alcanzar es de 130 km/h. Lo suficiente para poder completar algún tramo de carreteras de circunvalación o secundarias. A cambio, además de no tener restricciones de circulación, podremos aparcar casi en cualquier lado porque la longitud del SEAT Mii electric es de 3,55 metros, muy poco.

Su corta longitud afecta, obviamente, al espacio disponible, pero no vayamos a pensar que se trata de un coche donde no cabe nada, ni mucho menos. El habitáculo del SEAT Mii electric puede acoger a  cuatro personas en su interior sin mayores problemas. No es un compacto ni tampoco un segmento E, así que el espacio no sobra, pero no es, por así decirlo, una lata de sardinas. El maletero tiene 251 litros de capacidad, que no son muchos pero la compra cabe perfectamente. Es uno de los maleteros más grandes de su segmento, sólo el Kia Picanto tiene un maletero más grande.

El Mii promete una movilidad urbana completa sin apenas cargas

Opinión Seat Mii

El SEAT Mii electric es, claramente, un segundo coche. Es el vehículo que se usaría en casa para llevar a los niños al colegio, para ir a trabajar o para ir a hacer la compra. Es un coche de uso diario a bajo coste, porque las cargas son baratas, al menos por el momento. ¿Un SEAT Mii como coche único? No está pensado para eso, a no ser que el usuario esté soltero y realice el 90% de sus recorridos por entornos urbanos, en caso contrario, el SEAT Mii electric se queda corto tanto por espacio como por rango de uso.

¿Merece la pena un SEAT Mii electric? Pues tanto como cualquier otro coche, pero sobre todo, como se comenta anteriormente, si es un segundo coche o bien, si se realizan muchos recorridos por el centro urbano. En lugares como Madrid o Barcelona, con fuertes restricciones de tráfico, el SEAT Mii puede ser un gran aliado, pero en otros supuestos quizá haya que hacer cuentas para saber si el uso al que será sometido compensa el gasto.