Kia Optima PHEV

Nivel bajo de emisiones, gran estilo

45.750,00€
Precio medio

6.862,50€
Ahorro idoneo

  • Motor híbrido
  • Espacio interior
  • Variedad de equipamiento
  • Maletero
  • Acabados todavía mejorables

El Kia Optima cuenta con un aspecto de lo más atractivo y nos muestra la evolución de la marca coreana en los últimos años. En este sentido vamos con su versión híbrida o PHEV.

Diseño exterior

En su diseño exterior, debemos destacar unas líneas marcadas. Sus medidas son de 4,85 metros de largo y una batalla de 2,80. Buen tamaño por tanto para un modelo sabe que tiene en el diseño una de sus fortalezas, pues realmente es muy bonito, una muestra de que la discreción puede ser elegante.

Diseño interior

Por dentro el diseño destaca por ser muy limpio y horizontal, donde destaca la calidad de cada elemento. La consola está orientada al conductor del orden de 8,5 grados. Todo está estudiado al milímetro. El Óptima Plug-in tiene información ad-hoc donde siempre vas a ser consciente del funcionamiento de la batería y su autonomía.

En cuanto a las capacidades, la habitabilidad continúa siendo algo de gran importancia en un modelo en el que hay que ser conscientes que el modelo híbrido cuenta con 310 litros de maletero, una capacidad francamente escasa y que es de 510 litros en los modelos “estándar”.

  • 45.750,00€ - 0,00€ Rango de precios

  • 9.150,00€ - 0,00€Ahorro medio por oferta

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 6.862,50€

Descubre el RENTING
Cuota fija sin riesgo

Faros kia Optima phev

El poder de un híbrido

Motorización

El Kia Optima PHEV es una berlina que tiene un sistema híbrido plug-in que logra combinar un motor de gasolina de dos litros de cilindrada con un motor eléctrico que se alimenta por una batería de iones de litio. La autonomía en modo eléctrico es de 57 km homologados.

Los coches plug in combinan una batería de elevada capacidad recargable con la red eléctrica, que se encarga de alimentar un motor eléctrico con uno térmico, por lo general de gasolina. Estamos ante uno de los eslabones que nos conducirán de una movilidad 100% térmica a una 100% eléctrica en el futuro. Son coches donde se combina lo mejor de los dos mundos y que son una alternativa de lo más válida.

El Kia Optima PHEV (siglas de Plug-in Hybrid Electric Vehicle) es de los pocos modelos en este segmento de las berlinas que tiene este sistema de propulsión, combinando un motor de gasolina de dos litros de cilindrada con un motor eléctrico, estando los dos situados en el vano delantero y atacando al eje delantero motriz.

El motor térmico tiene una potencia de 156 caballos y el eléctrico 68 caballos. Todo esto hace que, si sumamos la potencia de ambos, aunque nunca funcionan a máximo rendimiento los dos a la vez, sea de 205 CV. Su par combinado es de 375 Nm a un régimen relativamente bajo de 2.330 rpm. El conjunto mueve una caja de cambios de seis marchas.

Si vamos a la toma de corriente para recargar, debemos decir que se sitúa en la aleta delantera del lado del conductor, estando justo debajo del logotipo. Es sin duda, la ubicación perfecta para que no nos olvidemos de desenchufarlo.

Como decíamos antes, la batería que se encarga de alimentar al motor eléctrico es de iones de litio. Podemos cargarla enchufando el coche a la red y recargándola en 5 horas. Una vez se carga, el coche puede llegar a cubrir 57 kilómetros en un modo totalmente eléctrico. Eso sí, la autonomía depende de muchos factores, pero se pueden superar con facilidad los 40/45 km/h siempre que no superemos los 120 km/h.

En cuanto se agota la batería, el coche funciona como si fuera un híbrido convencional, combinando el motor térmico con el eléctrico y la batería se va recargando con las deceleraciones y frenadas que se produzcan. El coche cuenta con un funcionamiento híbrido que hace posible mantener la carga de la batería para circular en carretera y usar la carga eléctrica y el modo EV 100% eléctrico cuando se llegue a la ciudad.

Comportamiento

A nivel de marcha, es un modelo de lo más confortable y con buena insonorización. El motor mueve bien a este coche. Podríamos decir, como aspecto menos positivo, que su dirección es más bien blanda y suave en ciudad, lo que hace posible girar el volante con un dedo, pero aunque la dureza varía según se aumente de velocidad, no es de tanta firmeza como sería aconsejable en otras circunstancias.

Cuando se conduce por carreteras con curvas, es algo lenta y echamos en falta algo más de información, pues no se transmite nada de lo que están haciendo las ruedas delanteras. Eso sí, no debemos olvidar que es un modelo que está pensado para viajes largos, por lo que cumple bien con su cometido.

Si vamos a la toma de corriente para recargar, debemos decir que se sitúa en la aleta delantera del lado del conductor, estando justo debajo del logotipo. Es sin duda, la ubicación perfecta para que no nos olvidemos de desenchufarlo.

Lateral Kia optima phev

Tecnología y seguridad

Seguridad

En Kia siempre han tenido a gal cuidar la seguridad en sus modelos, pues el Optima en todas sus versiones disfruta del programador, limitador de velocidad, ordenador de viaje, climatizador bizona, freno de estacionamiento eléctrico o llantas de aleación.

Además, hay otros dispositivos muy interesantes que son destacables, caso del detector de vehículos en el ángulo muerto (Blind Spot Detection BSD), un aviso visual en los espejos exteriores cuando el otro coche entra en el ángulo muerto del conductor, un programador de velocidad activo (Advanced Smart Cruise Control SCC), que se encarga de ajustar automáticamente la velocidad del Optima para el mantenimiento de la distancia de seguridad con los vehículos precedentes.

Una alerta por cambio involuntario de carril (Lane Keeping Assist System LKAS), que lo que hace es detectar la posición del Optima según las líneas de la carretera y toma medidas correctoras si el coche abandona el carril sin conectar el intermitente. Igualmente tiene asistente dinámico para luces de carretera denominado High Beam Assis HBA, encargado de ajustar de forma automática el alcance de la luz según la presencia de otros vehículos y en base a las condiciones de la carretera.

La lista sigue con el sistema de Asistencia de Frenada de Emergencia  (Autonomous Emergency Braking AEB), el cual usa un radar de largo alcance a fin de detectar una colisión con otro vehículo o peatón y es de gran ayuda para detener el coche, así como sistema de reconocimiento de señales de tráfico, encargado de detectar las señales de la carretera y las muestra en la pantalla del navegador, así como alerta de tráfico trasero, que cuando el Optima va marcha atrás, avisa a otros vehículos que se acercan.

El sistema VSM de estabilidad de Kia también lo encontramos y proporciona una buena estabilidad en la frenada y en curvas, por la gestión de su control de estabilidad y la asistencia eléctrica de la dirección cuando se detectan pérdidas de tracción.

Equipamiento

La marca coreana suele equipar a sus modelos con un alto nivel tecnológico y el Optima PHEV es un claro ejemplo. Su sistema multimedia de ocho pulgadas y compatible con los sistemas más utilizados, caso del CarPlay de Apple y Android Auto de Google. Viene además con siete años de actualizaciones gratuitas y servicios de TomTom Live, donde se incluye la recepción de la situación del estado del tráfico en tiempo real o alertas por la presencia de cámaras de velocidad.

PHEV

Concretando más en su equipamiento, este híbrido enchufable o PHEV, lleva todo el equipamiento disponible, incluyendo el Pack Luxury que es opcional en el Drive y GT Line, el cual tiene asistente de frenada de emergencia, detector de ángulo muerto, alerta de tráfico trasero, control de crucero adaptativo o cámara periférica de 360 grados, entre otras cosas.

El sistema VSM de estabilidad de Kia también lo encontramos y proporciona una buena estabilidad en la frenada y en curvas, por la gestión de su control de estabilidad y la asistencia eléctrica de la dirección cuando se detectan pérdidas de tracción.

Opinión Kia Optima PHEV

Comentarios idoneo

El Kia Optima nos parece un modelo muy equilibrado y su versión PHEV también lo es. Este coreano tiene bastante poco que envidiar a la competencia, incluso a algunos modelos de los denominados “Premium”. Cuando entramos en el interior del Optima, disfrutamos de unos plásticos blandos, con la excepción de los que quedan lejos del cuadro de mandos o de la moldura de la guantera, añadiendo un diseño de lo más atractivos, mandos ubicados de manera correcta y un volante bien diseñado.

Una versión que combina calidad y tecnología, donde luce su diseño renovado y una mejora de materiales evidente. Es un modelo de los más interesantes que hay en el mercado y con una relación calidad/precio, por lo que además de para particulares, podemos verle en muchos vehículos VTC por nuestras ciudades o como vehículo Taxi en muchas partes del mundo. Una compra racional y donde además podemos disfrutar de la siempre reconfortante garantía de 7 años. Algo que se agradece.

Así que ya sabes, si buscas una buena berlina híbrida, el Kia Optima tiene sobrados argumentos como para ser una opción a tener en cuenta.