Hyundai i30 N

Diseñado para emocionar

37.375,00€
Precio medio

4.597,80€
Ahorro idoneo

  • Diseño realmente atractivo, tanto exterior como interior
  • Gran dotación tecnológica
  • Versatilidad
  • Poco espacio para los asientos traseros

Hemos querido en esta ocasión analizar un modelo coreano que puede decirse que es el primer coche de elevadas prestaciones que la marca asiática ha lanzado al mercado. Hablamos de un hot hatchback que proviene del mundo de las carreras, a fin de pelear contra otros modelos como el Volkswagen Golf GTI o similares, un modelo muy interesante por sus prestaciones, la mecánica y todo lo que encierra dentro de él.

Diseño exterior

Si lo vemos por fuera, en el apartado estético, podemos ver de forma clara que es un modelo bastante diferente al i30 común, el que ya nos hemos acostumbrado desde algunos años. Este i30 N es bastante más agresivo, con un spoiler trasero de tamaño reducido, doble salida de escape y un parachoques trasero que termina en un pequeño difusor que está pensado a la hora de una mejora en el comportamiento en curvas del coche.

El segundo set de faros que tiene el i30 normal prosigue en la versión de alto rendimiento, pero se coloca no tanto en los extremos.

La carrocería está más próxima al suelo por los faldones laterales, mientras que el parachoques delantero es bastante diferente al modelo normal. Todo ello nos enseña el lenguaje de diseño de la rama deportiva denominada “N” de Hyundai, siendo este el primer modelo de la marca. La N podemos verla a modo de distintivo en la parrilla frontal del coche, la cual se sitúa en la zona superior izquierda.

  • 34.800,00€ - 39.950,00€ Rango de precios

  • 6.960,00€ - 7.990,00€Ahorro medio por oferta

  • Gasolina tipos de motor

  • 8 l/100Km. Consumo medio

  • 250CV - 275CV Potencia máxima

  • Desde 176g/km Emisiones CO2

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 4.597,80€

Descubre el RENTING
Cuota fija sin riesgo

interior i30n

Deportivo al máximo

Diseño interior

En el interior podemos ver una mezcla interesante de coche deportivo que a la vez tiene una tecnología cara a una utilización de forma rutinaria, pues realmente vale para los dos tipos de uso. Pese a que el velocímetro y el cuentarrevoluciones es analógico, entre los que hay una pantalla digital con una información de lo más importante para la conducción.

Al lado, está elevada sobre la consola central, una pantalla de contenido multimedia con sistema de infoentretenimiento donde puede accederse a servicios como son el navegador o radio.

Los pedales son los que dejan claro que estamos ante un coche deportivo, pues los acabados en aluminio y los agujeros para hacerlos más ligeros son muy atractivos. Hasta la rampa para el apoyo del pie izquierdo se ha hecho de esta forma, apostando por lo deportivo.

El que tenga también asientos de baqueta es otro síntoma de estar ante un modelo deportivo. Le acompañan unos materiales que sorprenden por su buena calidad y que ayudan a dar al coche con una buena calidad, por lo que es posible tener una sensación bastante próxima a las carreras.

Estamos ante algo lógico, pues este es un coche proveniente de la experiencia de Hyundai Motorsport y que cuenta dentro con el ADN de las carreras.

Existen muchos compradores potenciales de coches que les gusta que su coche pueda lucir deportivo, pero que no precisan de que las prestaciones del automóvil estén acordes a la radical visual. Esta clase de clientes están siendo los “culpables” de que muchas marcas creen varios niveles de equipamiento más vistosos que se inspiran en versiones de más potencia.

No debemos obviar que muchos compradores potenciales de coches quieren que su coche tenga un cierto look deportivo, pero que no precisan que las prestaciones del automóvil estén de acuerdo con la radical que tienen a nivel visual.

Esta clase de clientes han hecho que muchas marcas creen varios niveles de equipamiento inspirados en las versiones más potentes, donde el último fabricante en sumarse a la lista ha sido Hyundai con este acabado N line en el Hyundai i30.

Podríamos decir N de Hyundai es el equivalente a los acabados AMG de Mercedes, M de BMW, ST Line de Ford u OPC de Opel

Este acabado es muy atractivo y pega bastante con este vehículo, donde podemos disfrutar de unas llantas de aleación específicas de 18 pulgadas, una salida de escape doble cromada a la vista en la zona inferior derecha de su zaga y, como viene siendo habitual en estas situaciones, unos paragolpes más musculosos y con un diseño más agresivo (cuenta con partes negras que contrastan con su color principal), entre otros.

Dentro podemos ver que el nuevo acabado N Line para el Hyundai i30 llega también con una serie de modificaciones de las que hay que hablar, como los pedales terminados en aluminio de los que antes hablábamos, material que también está presente en diversas inserciones del pomo del cambio de marchas, o con un volante de cuero perforado. De manera opcional se podrá optar por unos asientos deportivos que recogen mejor el cuerpo lateralmente y que están tapizados en ante.

Los pedales son los que dejan claro que estamos ante un coche deportivo, pues los acabados en aluminio y los agujeros para hacerlos más ligeros son muy atractivos. Hasta la rampa para el apoyo del pie izquierdo se ha hecho de esta forma, apostando por lo deportivo.

lateral i30n

La potencia necesaria

Motorización

A nivel de motor, el coche se basa en un bloque motor Theta II de Hyundai, por lo que es un motor 2.0 Turbo como se encuentra en el Sonata o en el Génesis Coupé. Hablamos de un motor que lleva el Hyundai i20 R5 de rallyes o el i30 TCR de carreras de turismos, pero con menos potencia para que no sufra tanto desgaste (además, en el caso del i30 N es un 2.0 mientras que en los coches de carreras son un 1.6 por cuestiones de normativa).

La que podríamos catalogar como “versión normal” tiene 250 caballos y si vamos al N Performance tiene 275 caballos, próximos a los que desarrolla el i20 R5. Es un motor con mucho parecido al 4B11T de Mitsubishi, que es el que montaba el Lancer Evolution X.

El par motor en el modelo normal tiene 352 N, mientras que si vamos el N Performance llega hasta 378 Nm. Eso sí, a esta cifra llega por la función Overboost, que permite que los alcance por un tiempo limitado. Pasa de 0 a 100 en 6,1 segundos. Curiosamente tiene una función de control de salida que llega a sincronizar el motor de forma que arranque de manera óptima.

La función denominada Overboost comienza de manera inteligente, donde se presiona la letra N que encontramos en el centro del volante.

En cuanto al tema de la velocidad máxima, el i30 N Performance es capaz de llegar hasta los 250 kilómetros por hora. Lo curioso es que la velocidad máxima limitada para bastantes coches alemanes, salvo que sean superdeportivos.

La sede de la marca Hyundai Motorsport está en Alzenau, donde además se construye además el i30 TCR de turismo basado en el coche.

Seguridad

En el campo de la seguridad, podemos destacar de este coche su enorme versatilidad. Gracias a los distintos métodos de conducción, se puede ir con el coche a la compra y unas horas después conducir con decisión por las curvas.

Todo ello lo logran mediante unos programas que se encargan de seleccionar en la pantalla táctil la dureza mayor o menor en los amortiguadores. Los baquets son los que tienen la capacidad de ser confortables, por lo que estamos ante un coche donde vamos a poder hacer bastantes kilómetros seguidos sin ninguna clase de problemas.

Esta versión tiene además un diferencial autoblocante mecánico que se acciona eléctricamente y que mejora el rendimiento en curvas al limitar el desplazamiento de las ruedas cuando se necesite. Debemos recordar que el i30 N normal y el i30 N Performance del coche tienen tracción delantera. Cuenta además con una opción en la que el motor suena más fuerte y con mayor potencia. Este coche tiene unas llantas de 19 pulgadas.

Equipamiento

Hyundai no ha querido quedarse en este modelo en los aditivos estéticos N Line para el Hyundai i30. La marca coreana optará por incluir algunos aspectos distintos en relación a las variantes convencionales, caso de la suspensión con puesta a punto específica, donde goza de una respuesta de mayor rapidez del acelerador, calzando unos neumáticos Michelin Pilot Sport 4 y unos discos de frenos de mayor tamaño y potencia, pues cuentan con 16 pulgadas.

La que podríamos catalogar como “versión normal” tiene 250 caballos y si vamos al N Performance tiene 275 caballos, próximos a los que desarrolla el i20 R5. Es un motor con mucho parecido al 4B11T de Mitsubishi, que es el que montaba el Lancer Evolution X.

Opinión Hyundai i30 N

Comentarios idoneo

Estamos ante un modelo que tiene una potencia descomunal y con el que podemos disfrutar de sensaciones realmente increíbles, acompañadas de unos buenos acabados y de un deseo de agradar y mostrar todo lo que puede dar la marca en este sentido de cara al presente y también a un futuro que se atisba magnífico.

Si buscas un modelo diferente y beneficiarte de una buena relación calidad/ precio, puede que este Hyundai i30 N sea lo que deseas. Como decíamos antes, con él puedes tener en el mismo coche, una cara práctica y otra con la que despertar las emociones más Racing. Suena bien ¿no?