Ford Mustang

Para los amantes de la carretera

48.750,00€
Precio medio

9.078,58€
Ahorro idoneo

  • Comportamiento en carretera intachable
  • Relación existente entre lo que cuesta y la potencia que tiene
  • Motor V8 excepcional
  • La calidad de los materiales puede mejorar
  • Plazas traseras escasas
  • No tiene muchas ayudas a la conducción

Ford este año actualizó la generación de su icónico Mustang que apareciera en 2015. Han llegado a este modelo motores nuevos, suspensiones, caja de cambios y nuevo equipamiento tecnológico.

Diseño exterior

Como decíamos, este modelo estadounidense, tiene una serie de cambios respecto al Mustang 2015. Se puede apreciar en el frontal, donde los faros delanteros se han rediseñado, contando ahora con tecnología Led, nuevos paragolpes e incluso un difusor en la zona trasera de nuevo cuño. Además, se le añaden unas llantas nuevas de 19 pulgadas y también si se desea un alerón trasero. Nadie puede decir que la imagen del Mustang no sea realmente bella e imponente.

  • 41.550,00€ - 55.550,00€ Rango de precios

  • 8.310,00€ - 11.110,00€Ahorro medio por oferta

  • Gasolina tipos de motor

  • 12 l/100Km. Consumo medio

  • 290CV - 459CV Potencia máxima

  • Desde 206g/km Emisiones CO2

Solicita tus presupuestos
Ahorra una media de 9.078,58€

Descubre el RENTING
Cuota fija sin riesgo

Lateral Ford Mustang

Deportivo al máximo

Diseño interior

En su interior también hay cosas nuevas. Sin dar un salto de calidad enorme, si podemos decir que sus acabados han mejorado, aunque le falta todavía para llegar a los estándares de los coupés de las marcas alemanas, pero ahora si que tiene materiales más blandos. Una de las novedades más importantes es su nuevo cuadro de mandos digital de 12 pulgadas que el conductor puede configurar a su gusto.

Lo que si que continúa es la pantalla de 8 pulgadas en su salpicadero, aunque el sistema multimedia si que lo han actualizado en la interfaz, por ejemplo. Las plazas traseras, aunque sea un vehículo de cuatro plazas, son casi testimoniales.

Nos parece que merece la pena destacarse la posibilidad que se le da al comprador a la hora de elegir varios paquetes de personalización, destacando las tapicerías en varios colores, además de en los paneles de las puertas, consola central y el salpicadero.

Opcionalmente el usuario puede optar entre una serie de paquetes de personalización con tapicerías en varios colores, inserciones en fibra de carbono o piel de Alcántara en asientos y puertas.

Los asientos son de dos clases, los de serie tienen una comodidad mayor y en opción contamos con unos deportivos Recaro, que tienen mayor firmeza y sujetan mejor el cuerpo. El volante de ese Mustang 2018 tiene un diseño no demasiado deportivo para ser un Mustang. Si que tiene tres brazos, pero quizá un exceso de botones que al principio puede llegar a abrumar al conductor o incluso a despistarlo.

Volvemos al tema de la habitabilidad, donde pese a tener una configuración 2+2, dos personas en las plazas traseras es complicado que puedan viajar. Los asientos son pequeños en tamaño y con poco espacio para las piernas en la zona trasera.

Además, acceder a estas plazas es complicado pues se debe agachar en exceso la cabeza para no dar con el techo y queda poco hueco a la hora de pasar. Si vamos a las plazas delanteras, aquí si se va cómodo y hay hueco como para que vayan sin problemas las personas altas. El espacio para el maletero es importante para ser un modelo coupé, pues tiene 408 litros.

Motorización

En cuanto a los motores del Mustang, la gama tiene dos y en gasolina, como mandan los cánones. Un motor de 290 caballos y otro de 450 caballos. La versión Bullit Edition contará con 464 caballos. Los dos motores se asocian a un cambio manual de seis velocidades o a un automático de diez y la tracción siempre va al eje trasero.

Motores de gasolina del Ford Mustang

El motor menos potente, es un bloque 2.3 EcoBoost de 4 cilindros turbo que rinde 290 caballos y 440 Nm de par a partir de las 3.000 vueltas. Este motor tiene buena respuesta y puede acelerar de 0 a 100 km/h en 5’8 segundos y declara un consumo medio de 9 litros con cambio manual, y 5’5 segundos de 0 a 100 km/h y 9’2 litros de consumo medio con el automático

El segundo motor es el V8 Ti-VCT de 5.0 litros atmosférico con 450 caballos y 529 Nm a partir de las 4.600 revoluciones por minuto. Consigue alcanzar los 100 km/h desde parado en 4’6 segundos y homologa 12’4 litros de consumo mixto si tiene el cambio manual. Con el cambio automático baja 3 décimas el tiempo para hacer el 0 a 100 km/h, con 4’3 segundos, y el consumo, hasta los 12’1 litros de media.

Desde luego que si buscas grandes sensaciones, el V8 es el más aconsejable, pues su respuesta es fulgurante, la clásica de un motor potente atmosférico y además viene coronado por un bello sonido, pero si tampoco necesitas tanta deportividad, el primero también está francamente bien y es más racional.

En cuanto a los motores del Mustang, la gama tiene dos y en gasolina, como mandan los cánones. Un motor de 290 caballos y otro de 450 caballos. La versión Bullit Edition contará con 464 caballos. Los dos motores se asocian a un cambio manual de seis velocidades o a un automático de diez y la tracción siempre va al eje trasero.

Lateral Ford Mustang

Disfruta la experiencia

Comportamiento

Desde fuera tiene un diseño deportivo innegable, donde destaca el V8 por sus prestaciones. Su tacto es parecido al de un GT a la hora de conducir. Podríamos decir que es un coche rápido, pero no tiene gran agilidad cuando las curvas son viradas, sentándole mejor las vías rápidas.

Existen cinco modos de conducción que son las responsables de que el comportamiento de este vehículo varíe en factores como son la dureza de la dirección, control de estabilidad, respuesta del cambio automático, sonido del escape y acelerador.

Estos modos se denominan, Normal, Sport, otro para circuito, otro para terrenos deslizantes y se incorporan otros dos nuevos, uno es el Drag Stop, pensado para mejorar la aceleración desde parado y My Mode, que se puede personalizar según le guste al conductor.

Este Mustang tiene en su motor V8 de 5.0 lo mejor de este modelo. Hablamos de un motor de la vieja escuela, al que se le han hecho modificaciones, pero donde suena como los típicos V8 americanos de toda la vida.

Se puede notar su sonido y el empuje desde la zona baja del cuentarrevoluciones, donde según va subiendo es posible escuchar un sonido que encandila a todo aquel que le gusten lso automóviles. Un motor suave a la hora de funcionar y que llega a responder con contundencia desde las mil vueltas.

A este motor le podemos encontrar con un cambio manual de seis velocidades o un cambio nuevo de diez marchas. El manual es un cambio más clásico y seguro que encantará a los puritas. Debemos saber que tiene menos rapidez que el automático, pero no obstante la respuesta es muy buena, en donde los recorridos son de alta precisión y bastante cortos, teniendo siempre en mente la leve resistencia que presenta cuando engranamos la marcha.

Hablando del cambio automático, nuevo, destaca por su velocidad y suavidad, donde podemos optar por tres programas, uno normal, otro deportivo y otro con el que se pueden realizar los cambios con levas detrás del volante.

Conviene saber que, este Mustang no es un deportivo al estilo europeo, siendo grande, pensado y no muy ágil.

Seguridad

En el apartado de la seguridad, las mejoras son evidentes, incorporando nuevas ayudas a la conducción. Las pruebas Euro NCAP que se le realizaron en 2017 tuvieron un pobre resultado de 2 estrellas. En cuanto a la seguridad, tiene la siguiente dotación: frenada de emergencia con detector de peatones, el programador de velocidad activo con control de distancia, el asistente de pre-colisión y el aviso de cambio involuntario de carril.  A todo esto, se le suman los nuevos faros LED y luz diurna LED y tiene ocho airbags. Todo de serie.

Equipamiento

En este sentido solo hay un único equipamiento, personalizable, eso sí, en su exterior e interior. Equipamiento de serie que cuenta con: ocho airbags, aviso de cambio involuntario de carril, alerta de distancia de seguridad, asistencias para emergencias, asistencia de arranque en pendiente, asistente de frenada de emergencia, asistente de frenada en ciudad con detector de peatones, control de crucero adaptativo, programador de velocidad activo, cámara de visión trasera, diferencial de deslizamiento limitado, faros LED, luz diurna LED, volante con regulación en altura y profundidad, suspensión deportiva, sistema multimedia SYNC 3 compatible con Apple Car Play, Android Auto y control por voz, pantalla táctil de 8 pulgadas, asientos delanteros deportivos, iluminación ambiental en siete colores y llantas de 19 pulgadas.

De forma opcional es posible solicitar la suspensión adaptativa llamada Magnetic Ride, que cuenta con un silenciador de escape que limita el nivel del sonido, llantas de mayor exclusividad y una serie de opciones con las que personalizar el interior y su carrocería.

De forma opcional es posible solicitar la suspensión adaptativa llamada Magnetic Ride, que cuenta con un silenciador de escape que limita el nivel del sonido, llantas de mayor exclusividad y una serie de opciones con las que personalizar el interior y su carrocería.

Opinión Ford Mustang

Comentarios idoneo

Para nosotros probar el Ford Mustang nos ha hecho sacar la mejor de las sonrisas. Un coche mítico que ha ido evolucionando, pero sin perder de vista el tener una línea realmente atractiva. Si de verdad te encantan los coches deportivos, los motores que tienes para elegir son muy buenos, uno quizá más racional como el 2.3 EcoBoost y el otro una joya como es el V8 atmosférico.

Aunque los deportivos europeos le superen en cosas, el Mustang tiene en su ADN algo especial que lo diferencia. Si busca eso, puede ser el deportivo que deseas.