X

Espera un segundo...

¡Te asesoramos de forma totalmente GRATUITA!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Llámame GRATIS

Fiat 500e

Completamente 500. Completamente eléctrico.

El cuatro de julio de 1957 nacía un coche que se ha convertido en un icono, se ponía en marcha la historia del Fiat 500 o, como se denominó por entonces, “nuova 500”, que significa “nueva 500” (en Italia, los coches son máquinas y se refieren a ellos en femenino). La firma Italiana sustituía a otro modelo que fue también muy importante, el FIAT 500 Topolino.

FIAT recurrió a Dante Giacosa, el director de departamentos de Proyectos de la marca entre 1946  y 1970, para crear un coche básico cuyo coste fuera muy contenido y sirviera para motorizar a Italia. Estaría un escalón por debajo de FIAT 600 (aquí lo conocimos como SEAT 600) y, según requerimientos del proyecto, debía ser un coche que compitiera con los scooter. Es decir, como otros mitos dentro de la industria del automóvil, el FIAT 500 tenía como objetivo la clase media y baja, ofreciendo un vehículo barato, sencillo y fiable.

Aquel FIAT 500 estuvo a la venta hasta 1975, nada menos que 18 años en el mercado. Hoy día no hay ningún modelo que haya aguantado tanto en el mercado sin apenas cambios. O bueno, si, el propio FIAT 500 que la marea resucitó en  2007, en pleno auge de la moda “vintage” y que también provocó la reedición de otros coches míticos como el Volkswagen Beetle. Obviamente, el 500 lanzado en 2007 conservaba algo de la imagen, el nombre y poco más, el resto estaba a años luz en todos los sentidos, incluso en el cliente objetivo.

Fiat 500 electrico

Entrando en la nueva era… eléctrica

La primera generación del FIAT 500 fue un éxito, alcanzando las 3.893.294 unidades en sus 18 años de vida comercial. Llegó en un momento crucial, con una Italia en pleno resurgimiento tras la Segunda Guerra Mundial y por ende, necesitada de productos lógicos, y accesibles. Todo lo contrario que su segunda edición, aparecida a inicios del Siglo XXI y sin un panorama de necesidad como aquel. El FIAT 500 llegó como un coche “chic”, coqueto, perfecto para los amantes del “urban life style” y por supuesto, con todas las comodidades actuales.

Su vida comercial no ha sido precisamente corta, saliendo a la venta en 2007 y llegando, con algún pequeño repaso en 2013, hasta el año 2020. Han sido 13 años de vida comercial que acaban para abrir un nuevo capítulo en la historia del modelo, un capítulo donde la electricidad, la conectividad e incluso ciertas capacidades de conducción autónoma serán sus principales argumentos.

El FIAT 500 se ha renovado por completo, del primer al último tornillo y se ha dado a conocer una de las versiones más importantes, la cual, recibe el nombre de FIAT 500e, donde la letra “e”, efectivamente, hace referencia a su condición de eléctrico. No es el primer FIAT 500 eléctrico, se ha estado comercializando una versión de estas características en Estados Unidos, pero sí supone una revolución para el modelo, para la marca y también para el segmento en el que milita. Además, llegará cargado de tecnología y con múltiples servicios “conectados”.

Fiat 500 electrico exterior

Todo es nuevo en el FIAT 500e

La maraca tiene depositadas muchas ambiciones y esperanzas en esta generación del 500. Desde que recuperaron el modelo 2007 se ha convertido en un pilar de ventas, es la imagen misma de FIAT que no ha dudado un momento en desarrollar una gama de modelos a su alrededor, como el FIAT 500L (monovolumen-familiar) o el FIAT 500X (un SUV-crossover). Realmente, este pequeño utilitario es un automóvil vital para FIAT.

Así, dada la importancia del modelo, han permitido a diseñadores e ingenieros partir de una hoja en blanco para su creación. Todo es nuevo en esta tercera entrega del FIAT 500, desde la plataforma hasta el chasis, pasando por diseño y equipamiento. Sin embargo, el pequeño 500 ha funcionado muy bien hasta el momento tal como estaba y por tanto, cambiar en exceso podría haber sido un error. Por otro lado, un excesivo continuismo también podría llegar a ser un escollo, al no representar el salto evolutivo experimentado pues, uno de los puntos fuertes del FIAT 500 hasta el momento, en su “halo” aspiracional. Es un coche que resulta simpático a la par que elegante o también coqueto y esa imagen debía mantenerse.

Es por esto, por ejemplo, que mantiene la carrocería de tres puertas yendo a contracorriente del mercado, donde está opción ha desaparecido casi por completo. También es el motivo por el cual se le reconoce desde el primer momento como un FIAT 500, aunque también es evidente que no es el mismo FIAT 500 “de siempre”, sobre todo en esta versión eléctrica. El frontal es nuevo, con nuevos faros que pierden su forma circular pero que siguen dando esa impresión al contar con una tira de LED en el capó (parece una ceja) insinuando la  redondez de los proyectores. La trasera también es nueva, pero aparenta menos cambios al igual que la vista de perfil. Curioso es que el logo de FIAT sólo aparece en la tapa del maletero y en una de las diferentes opciones del techo de lona plegable, habiendo sido sustituido por el número 500 hasta en las llantas y el núcleo del volante.

Fiat 500 electrico interior

Crece en tamaño y se digitaliza

Y ya que hablamos del volante, no podemos pasar por alto su diseño y el de todo el habitáculo. Las formas, texturas y colores son específicos del nuevo FIAT 500, que se adentra en la era de la digitalización sin sonrojarse un ápice. Las líneas generales son muy simples y “limpias”, muy en boga últimamente. Una pantalla de manejo táctil y 10,25 pulgadas preside el centro del salpicadero y muchos botones han desaparecido quedando lo esencial.

Además de diseño, también habrá espacio. El nuevo FIAT 500 crece seis centímetro en longitud, hasta los 3,57 metros, más tres centímetros adicionales en anchura llegando hasta 1,63 metros y otros dos centímetros en la distancia entre ejes (batalla), que ahora alcanza los 2,32 metros. Nuevas cotas que se notan en el habitáculo, ofreciendo mayor espacio para las piernas en las plazas traseras (a lo largo) y para los hombro (a lo ancho). También debería notarse en marcha, al ofrecer una mayor pisada que repercute en aplomo y estabilidad.

Un apartado que seguramente atraiga a un mayor número de usuarios es el equipamiento. Este tipo de automóviles (y otros muchos) no se compran por sus cualidades dinámicas o sus prestaciones, sino por un diseño, por su facilidad de conducción y sobre todo, por su contenido tecnológico. Aquí el nuevo FIAT 500e destaca en el segmento y deja “viejo” de un plumazo a la generación saliente. Estrena el sistema UConnect 5 con sistema operativo Android Auto y compatible con Apple CarPlay, que permite una completa integración del teléfono móvil en el equipo multimedia y cuyas funciones son totalmente personalizables. La lista de funciones es especialmente larga:

  • My Assistant: un sistema de ayuda que conecta al cliente con un asistente para solicitar ayuda en caso de avería y recibir asistencia para resolver cualquier problema. El cliente también recibirá un informe por correo electrónico, en el que podrá verificar el estado actual del vehículo.
  • My remote: con el smartphone, el cliente puede verificar el nivel de carga de la batería, programar la carga del vehículo para las franjas horarias más convenientes, encontrar la ubicación exacta del automóvil, bloquear y desbloquear las puertas, encender y apagar las luces y programar el sistema de aire acondicionado.
  • My Car: para verificar el estado del coche, con una verificación inmediata de varios parámetros, desde la presión de los neumáticos al calendario de mantenimiento.
  • My Navigation: a través de la aplicación móvil, se puede enviar el destino al navegador del coche, identificar la ruta, verificar el tráfico y las condiciones climáticas a lo largo del trayecto, y ver la ubicación de los radares. También se pueden ver los puntos de recarga cercanos, ubicando gráficamente en el mapa los puntos a los que se puede llegar en función del nivel actual de carga de la batería. Los mapas siempre se mantendrán actualizados.
  • My Wi-Fi: un auténtico punto de acceso que conecta hasta ocho dispositivos electrónicos a Internet al mismo tiempo, como en casa. My Wi-Fi también permite interactuar con el vehículo con la tecnología de asistente de voz de Amazon Alexa, líder en la industria.
  • My Theft Assistance: que avisa inmediatamente al cliente en caso de robo del vehículo. Tan pronto como el robo es confirmado por la policía, el asistente de seguridad del cliente le proporcionará ayuda para recuperar el coche.

Es así como nace un nuevo 500 totalmente conectado, que incluso “dialoga” con el conductor dentro y fuera del automóvil, lo que permite establecer la ruta de navegación con adelanto y encontrar el coche climatizado al entrar. Tras abrir la puerta del coche, el teléfono móvil se conectará en solo 5 segundos. Tampoco será necesario usar el cable de recarga al contar con una plataforma de carga por inducción (no todos los teléfonos móviles admiten este tipo de carga).

Fiat 500 electrico autonomia

Hasta 320 km de autonomía y conducción autónoma de nivel 2

Otra de las novedades importantes del FIAT 500 es su motor eléctrico. Cuando se inicie la comercialización será la única opción disponible y ofrecerá una potencia de 118 CV. La energía será suministrada por una baterías de iones de litio con 42 kWh de capacidad, que está colocada en el piso, entre los dos ejes. De esta forma, parte del peso del coche se encuentra cerca del suelo y totalmente centrado, mejorando la estabilidad y evitando robar espacio habitable.

Dichas baterías permiten una autonomía de 320 kilómetros con cada recarga, la cual cuenta con diferentes opciones. Por ejemplo, la marca afirma que el nuevo FIAT 500e puede obtener una autonomía de 50 kilómetros en solo cinco minutos, ofreciendo un rango de uso que, según diferentes estudios, es un más que suficiente para un usuario normal (se asegura que rara vez se superan los 60 kilómetros diarios). Si se emplea un WallBox de carga rápida, sólo son necesarios 35 minutos para tener el 80% de la autonomía, que sería algo más de 250 kilómetros. Puede cargar tanto en corriente alterna como en corriente continua al incorporar un puerto Combo 2.

El conductor podrá elegir entre tres programas de funcionamiento: Normal, Range y Sherpa. El primero no necesita explicación, el segundo sí. Esté activa la conducción con un sólo pedal, que en FIAT se denomina “one pedal drive”. Los motores eléctricos tienen la peculiaridad de funcionar en dos sentidos, esto es, sirven para mover un vehículo consumiendo energía o bien para frenarlo obteniendo al mismo tiempo algo de energía. Gracias a esto, se puede configurar para que al soltar el acelerador el motor haga efecto freno siendo innecesario usar los frenos del coche en determinadas circunstancias. Cuando se le coge el “truco”, resulta un sistema muy cómodo y satisfactorio.

Respecto al último, Sherpa, equivale al típico modo ECO. Actúa modificando el funcionamiento de algunos sistemas del coche para reducir el consumo de energía y limita la velocidad a 80 km/h. FIAT lo ha llamado “Sherpa” y no “ECO” en referencia a los “Sherpa del Himalaya”, que están al cargo de las expediciones y hacen de guía hasta el destino.

Destacar especialmente el compendio de asistentes electrónicos a la conducción. Entre los muchos sistemas tienen especial protagonismo la monitorización con cámara frontal, el control del crucero inteligente con detección de peatones y ciclistas, el asistente de velocidad y el control del ángulo muerto de los espejos. Estos sistemas, cuando trabajan al mismo tiempo, le otorgan al FIAT 500e un nivel 2 de conducción autónoma, siendo el primer vehículo urbano con esta capacidad.