28 Marzo, 2019

¿Qué desgravaciones fiscales tiene el renting para un particular?

¡Apúntate a nuestra newsleter!

No te pierdas ninguna de nuestras ofertas de renting y sé el primero en enterarte de todas nuestras novedades


Quiero unirme

Seguramente hayas oído hablar de las desgravaciones fiscales que tiene el renting para el usuario particular, y te hayas planteado esta opción, como forma de adquirir un nuevo vehículo. Hasta ahora, esta opción era cada vez más famosa para las empresas, y también para los autónomos, precisamente por las ventajas fiscales que el renting suponía.

Pero cada vez son más los particulares que se están preguntando si ellos podrían decantarse por esta opción. Y es que el renting, sobre todo de vehículos, sirve para que los consumidores ahorren costes, ya sean particulares, empresas o el autónomos. Conviene tener claros los principales puntos en cuanto a la fiscalidad del renting en términos de IVA, IRPF e Impuesto de Sociedades para que si estás pensando en adquirir un coche nuevo, puedas ser consciente de todas las vías que hay para ello, y tomes de esta forma la decisión más adecuada.

Pero la verdad es que los particulares no pueden desgravar por este alquiler y simplemente será un gasto más en su presupuesto por el que no podrán deducir en el IRPF, como tampoco pueden por la compra de ropa y otro tipo de arrendamientos, al margen de la vivienda que sí se puede deducir en determinadas situaciones. En resumen, las ventajas fiscales del renting para particulares son inexistentes.

mercedes cla

Por el contrario, los contratos de renting para las empresas funcionan exactamente igual que para los autónomos. Esto viene a significar que la empresa puede incluir como gasto deducible lo que paga por alquilar sus vehículos o maquinaria, por ejemplo. En este caso, el coche de un autónomo sería considerado como si fuera un coche de empresa, que se utiliza para desempeñar la actividad profesional, y por ello, en principio, se puede desgravar.

También es importante, que los consumidores aprendan a distinguir entre lo que es el IRPF y el Impuesto de Sociedades y el IVA. Porque la fiscalidad del renting en términos del Impuesto sobre el IVA. Por fortuna la respuesta es sencilla: la cuota mensual es 100% deducible siempre que el vehículo esté afecto a la actividad económica.

Y aunque tienes muchas más probabilidades de que Hacienda considere afecto a la actividad un coche de renting que uno comprado, siempre habrá o existirá una presunción de afectación del 50%. Dicho de otra forma, la mayoría de inspectores te dejarán imputar la mitad de los gastos para la deducción del IVA del renting de vehículos.

Está claro que si existe un gasto que todo autónomo incluye en su declaración trimestral de IVA y en general dentro de sus gastos deducibles, este es el coche de empresa. Pero una cosa es lo que haga el autónomo o la pyme y otra bien diferente lo que la Ley permite hacer respecto al coche.

Existe una regla no escrita según la cual es posible imputar un 50% del gasto del coche, aunque la norma es mucho más restrictiva al respecto.

En definitiva, debido a sus características, el renting se ha empezado a considerar como una vía para adquirir fácil y cómodamente un coche nuevo cada vez más por los particulares, además de por los autónomos y por las empresas. Sin embargo, los primeros no pueden encontrar ventajas fiscales deducibles en sus declaraciones del IVA.

Ya sabemos que son varias las ventajas de adquirir un coche nuevo por la vía del renting. Para empezar no tendrás que asumir el coste económico de aspectos tan esenciales en un coche como el mantenimiento del vehículo, el cambio de ruedas, o la sustitución en caso de tener que pasar un tiempo en el taller. Estas sí son ventajas que tanto particulares como autónomos o empresas van a disfrutar con el renting.