28 Marzo, 2019

¿Qué desgravaciones fiscales tiene el renting para una empresa?

Para las empresas, las desgravaciones fiscales que pueden obtener en sus declaraciones anuales, es un punto a tener muy en cuenta. Por eso la opción del renting a la hora de adquirir coches de empresa, ha sido durante mucho tiempo una forma de deducir gastos.

En cualquier caso, seguramente te estés preguntando por cuales son las desgravaciones fiscales tiene el renting para una empresa. A continuación trataremos de explicártelas todas, para que sepas que cantidad de IVA aplicado en la cuota mensual es deducible, y todas las ventajas fiscales que puede suponer el renting para tu negocio.

El renting se definiría como un alquiler de bienes muebles de una duración superior a un año pero inferior a cinco. La particularidad de este sistema de arrendamiento financiero es que también se incluyen los servicios de mantenimiento adyacentes. Por este motivo, la opción del renting a la hora de adquirir coches, que es son un tipo de bien que acarrean bastantes gastos de mantenimiento y reparaciones, es muy interesante, ya que te ahorra todos estos costes, y la compañía de renting que elijas se hará cargo de todo, dándote en muchos casos un vehículo de sustitución para que nunca te quedes sin coche.

Pero más allá de las ventajas en cuanto al servicio, en este artículo vamos a indagar en las ventajas de tipo fiscal que tiene el renting para una empresa.

nissan juke azul

De este modo, debes saber que las ventajas fiscales del renting son muchas tanto para los trabajadores autónomos como para las empresas. El motivo es que se pueden deducir la cuota mensual de renting en el Impuesto de Sociedades o el IRPF, siempre y cuando puedan demostrar que se trata de un gasto necesario para el desarrollo de su actividad profesional, con la única excepción de los profesionales que están sujetos al régimen de estimación objetiva.

Cualquier empresa que se esté planteando adquirir un vehículo, debe saber que la posibilidad de utilizar la modalidad de renting, sin duda tiene muchas más ventajas fiscales. Porque la adquisición de vehículos mediante compra implica que quedas sujeto a plazos legales de amortización desde un punto de vista contable y con el renting el ahorro económico es mucho más plausible.

Por este motivo las pequeñas o medianas empresas están decantándose por el renting como método para reducir costes y ahorrarse la compra de determinados bienes. Los coches de empresa son uno de ellos.

Ventajas fiscales del renting para empresas

  • La deducción del renting en el impuesto de sociedades y en la declaración de la renta puede llegar a ser del 100% de la cuota.
  • También te puedes deducir hasta el 50% del IVA soportado en la factura de renting.
  • Si el bien está dedicado única y exclusivamente a la actividad profesional y lo puedes demostrar también llega al 100%.
  • Para ello, el coche debería tener serigrafiado el logo de la empresa y pasar los fines de semana y festivos en un garaje. Y que puedas demostrarlo, algo bastante complicado, la verdad.

De esta forma, las pequeñas y medianas empresas tienen un acceso mucho más económico a vehículos, entre ellos los industriales sin tarjeta de transporte, equipos dedicados al sector médico o sanitario, grúas, excavadoras, carretillas elevadoras y otros productos de la construcción o a artículos tecnológicos tan necesarios para algunas pymes como ordenadores, fotocopiadoras, centralitas telefónicas, impresoras, etc.