25 Marzo, 2019

Cómo comprar un coche de renting

¡Apúntate a nuestra newsleter!

No te pierdas ninguna de nuestras ofertas de renting y sé el primero en enterarte de todas nuestras novedades


Quiero unirme

¿Estás pensando en comprar un coche de renting? Si te interesan las vías alternativas para la adquisición de un coche, y encima logrando algo de ahorro en la operación, has llegado al artículo adecuado.

En primer lugar, debes saber que El renting es un alquiler a largo plazo de un coche apto para particulares y para empresas, que puede (o no) incluir una cláusula final por la cual, el usuario puede decidir comprar el vehículo al finalizar el contrato.

Comprar un coche de renting ofrece numerosas ventajas, pero conviene saber de qué se trata esta operación. Algunas de las preguntas que debemos hacernos, o sobre las que habría que investigar podrían ser: ¿cuáles son los gastos asociados?, ¿y los servicios incluidos en esos gastos? y ¿cuáles son nuestras obligaciones?.

Al igual que no siempre interesa tener un coche en propiedad, tampoco interesa un renting de coche en todos los casos y es mejor decantarse por un coche compartido o, directamente, alquiler o transporte público.

A continuación vamos a enumerarte algunas ventajas de comprar un coche de renting, pero también te daremos una guía para que analices tu situación, y determines finalmente si esta vía para la compra de un vehículo es la que más te conviene.

seat ateca desierrto

Ventajas que encuentras cuando vas a comprar un coche de renting

Pruebas de conducción largas

Una prueba de conducción en un concesionario es, por norma general, un viaje rápido de 15 minutos por la zona próxima al concesionario. Si tienes suerte y hay una salida a la autovía próxima, quizás puedas probar tu coche a una mayor velocidad.

Por otro lado, para los coches de renting se ofrecen opciones mucho más completas. Por ejemplo, puedes disponer de pruebas de conducción gratuitas de dos horas o de tres días por una tarifa baja. Si además terminas comprando el coche, se te suele reembolsar la tarifa.

Coches más novedosos

El promedio de vida de los coches que puedes encontrar en un concesionario es de hasta 4 años de antigüedad, de media. Los coches disponibles para el renting, en cambio suelen tener entre 1 y 2 años de antigüedad.

Olvídate de los gastos de mantenimiento

Cuando compras un coche por renting, cualquier avería como un cambio de neumáticos, frenos o una posible rotura viene incluída en el precio del contrato, por lo que será la empresa – concesionario quien se tenga que hacer cargo de la reparación, ofreciéndote además, un coche de sustitución para que lo utilices mientras tu vehículo se encuentra poniéndose a punto.

Sin trámites

Otro de los factores que hace muy interesante la modalidad de renting es la ausencia de trámites. El usuario sólo debe preocuparse de firmar el contrato con la empresa y el resto, desde la compra del vehículo, la matriculación, pasar la ITV, el contacto y relación con el taller o la reventa cuando el vehículo haya cumplido la función asignada, son cuestiones exclusivas de la empresa de renting.

Acceso a modelos superiores

Una de las cosas que todo el que se decanta por comprar un coche mediante renting busca además de la comodidad y facilidad del trámite, es el hecho de poder acceder a modelos que por la vía de compra tradicional, le serían imposibles de alcanzar.

En el caso del renting, no nos importa el precio total del coche, si no la cuota mensual fija que tendremos que pagar, lo que nos permite muchas veces, optar a modelos de alta gama.

Consejos para comprar un coche de renting

Calcula los kms que necesitas hacer al año (con algo de holgura para vacaciones, imprevistos, etc.)

Esta es una parte que debes tener muy presente a la hora de firmar el contrato de renting porque hay un kilometraje máximo anual que se establecerá, y que en caso de ser superado, supondrá una penalización económica.

Calcula la duración del contrato

Lo más común en España suelen ser 2, 3 o 4 años de contrato. Debes tener claro que con esta opción, el coche nunca llega a ser tuyo, a no ser que ejerzas la opción de compra al final del contrato, si este incluye dicha cláusula. Ademñas, no podrás rescindir el contrato antes de lo acordado, ni superar el kilometraje estipulado tal y como antes te hemos recordado salvo riesgo de ser penalizado.

Compara alternativas

Antes de tomar una decisión final, asegúrate de haber comparado todas las alternativas para conseguir un buen renting. Existen muchas plataformas como esta, en la que puedes acceder a ofertas de renting y ser el primero en enterarte de todas las novedades.

Dependiendo del mes del año, el modelo y el concesionario puedes encontrar significativas variaciones del precio que merece la pena tener en cuenta, ya que puedes conseguir un ahorro sustancial en muchos casos.

Disfruta de tu renting

Ante todo, recuerda disfrutar de tu renting. Vas a obtener un cochazo, seguramente de gran categoría por una vía sencilla y rápida. No tendrás que preocuparte de gastos adicionales asociados a la compra de cualquier coche nuevo como seguros, matriculación, etc.

De todo eso se encargará la empresa con la que contactes, liberándote a ti te preocupaciones, y dejándote mucho más tiempo y espacio para disfrutar de tu nuevo vehículo.