X

Calcula tu cuota de renting Idonea

01 Junio, 2020

¿Cómo vender un coche financiado?

Nadie puede saber que acontecerá el futuro, ni por donde irá nuestros pasos. Es posible que tengamos un trabajo fijo desde hace muchos años y de un día para otro nos encontremos en paro o, como ha ocurrido a comienzos de 2020, que una pandemia de un virus muy contagioso paralice el mundo entero. Nos puede ocurrir cualquier cosa y en ese momento, tenemos que tomar muchas decisiones, sobre todo si tenemos cosas pendientes de pago y con unas cuotas relativamente elevadas. Justo como ocurre con la compra de un coche financiado.

Comprar un coche es el segundo mayor gasto que se afronta tras la compra de una vivienda y requiere, de media, estar pagando unas cuotas de financiación durante un tiempo estimado de cuatro o cinco años. Cuota que por lo general superan los 200 euros con holgura y que en casos como el mencionado parón ocurrido por el virus COVID-19, puede ser un auténtico quebradero de cabeza. El hecho de no pagar esa financiación nos puede conllevar un serio problema legal y mucha gente, ante la imposibilidad de seguir con sus obligaciones, decide vender un coche financiado. Es posible que las causas sean otras, obviamente, pero la más cercana y de mayor calado ha sido esa y la vamos a usar como ejemplo.

Pero, el caso es, ¿se puede vender un coche financiado? Existen posibilidades de vender un coche financiado, pero no siempre es fácil y es necesario conocer qué pasos se deben seguir para poder hacerlo. Lo mejor de todo y una tranquilidad para muchos, es que todo se puede hacer desde casa mediante internet, aliviando el estrés de tener que ir de un lado a otro y siendo bastante más sencillo y cómodo. Todo está al alcance de un click gracias a la digitalización general que estamos sufriendo.

Reserva de dominio, el primer paso

El primer paso que debemos dar para vender un coche financiado es afrontar la reserva de dominio. Esto es una cláusula que los bancos y las financieras suelen usar, para evitar que alguien no pague el préstamo o la financiación. Básicamente, se puede decir que mientras estemos pagando el coche, no será nuestro, sino de quien nos ha facilitado su compra, simplemente nos da derecho a su uso y seremos responsables de todo lo que conlleve tener un vehículo, es decir, mantenimiento, impuestos, reparaciones, combustible.

La reserva de dominio no se anula hasta que el préstamo o la financiación esté pagada por completo y se elimina solicitando a la empresa con la que hayamos firmado el contrato que la anule. Además, según la empresa, el trámite nos costará un gasto que puede ir desde los 50 euros hasta más de 100 euros. Si no se ha completado la deuda, la reserva de dominio no se anulará y eso nos impedirá vender un coche financiado.

No obstante, hay posibilidades de vender un coche financiado sin tener que anular la reserva de dominio ni pagar la deuda, pero no son muchas, todo sea dicho.

vender un coche financiado

Cómo vender un coche financiado

Para vender un coche financiado sin tener que hacer frente a la deuda ni anular la reserva de dominio podemos hacer varias opciones:

- Encontrar un comprador que esté dispuesto a afrontar la deuda. Una de las opciones que tenemos para vender un coche financiado es encontrar un comprador que esté dispuesto a afrontar la deuda pendiente. Se trata de algo complicado, ya que el nuevo propietario tendría que terminar de pagar la deuda que nos quedara pendiente, en cuyo caso, es posible que no quiera pagarnos a nosotros, lo que conllevaría una transferencia a cambio de nada, el coche sería algo así como una donación pues el precio del coche sería precisamente la deuda pendiente que pagará el nuevo dueño.

- Encontrar un comprador que pague por adelantado y saldar la deuda. Otra de las opciones que podemos contemplar es que el interesado pague el coche por adelantado y con ese dinero saldar la deuda y anular la reserva de domino. Podría resultar más sencillo que la primera opción, siempre que haya un contrato que lo estipule claramente y el precio acordado nos permita saldar la deuda pendiente. Obviamente, no deberíamos usar el coche para nada, ya que se encuentra totalmente pagado y no sería nuestra propiedad, aunque en los papeles especifique lo contrario. Encontrar alguien que esté dispuesto a pagar por adelantado una elevada suma de dinero no es sencillo, pero tampoco es imposible.

- Saldar la deuda y vender el coche financiado sin reserva de domino. La tercera opción sería saldar la deuda y vender el coche tras anular la reserva de domino. Es decir, hacer lo que tenemos que hacer, afrontar las cuotas de la financiación o bien, conseguir que alguien nos preste el dinero para terminar de pagar el coche. Lógicamente, tendremos que devolver el dinero a quien nos lo preste, pero si logramos que sea un familiar o un amigo, podríamos tener algo más de margen de actuación que con un banco o una financiera.

- Vender un coche financiado a un compra-venta. Una de las opciones que más gente emplea es vender un coche financiado a un compra-venta. Entre los diferentes servicios que ofrecen los especialistas en compra-venta de coches de segunda mano, está la compra de coches financiados que no se han terminado de pagar. Según la empresa, asumen la deuda y venden el coche a un tercero o puede que vendan el coche en sus instalaciones a nuestro nombre (lo llaman “cesión de venta”), pero podremos vender un coche financiado. El precio que obtendremos será un tema a negociar, porque un compra-venta vive de vender coches usados y los precios que suelen pagar se encuentran un poco por debajo de mercado para poder obtener un beneficio. Si compraran coches usados a precio de mercado, tendría que venderlos más caros y no sería rentable al tardar más o al perder dinero teniendo que bajar el precio.

 

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook